DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Aprender a decir no es bueno para la Salud

 

 
 

 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
APRENDER A DECIR “NO”
ES BUENO PARA LA SALUD
 
¿Chico tu no habías dicho que no ibas, a salir hoy porque no te sentías bien?, ya se, me vas a decir que insistieron y bueno, no te pudiste negar; caramba vale “tu no aguantas dos pedías”, tienes que aprender a decir NO. Este tipo de conversaciones son frecuentes, dentro de nuestro entorno más cercano, incluso a nosotros mismos se nos hace difícil en ocasiones decir que NO, porque que irá a decir fulano si me niego, a lo mejor se molesta y uno tiene que conservar los amigos, y es bueno conservar las amistades, pero a que precio, las relaciones interpersonales se deben dar en un marco de reciprocidad, o a lo sumo que las acciones tendientes a beneficiar al otro no resulten perjudiciales para uno. Pensar en nosotros en las relaciones interpersonales no necesariamente es egoísta, el decir NO cuando la propuesta nos perjudica significa autorrespeto y más que una acción egoísta, es pensar también en los demás que dependen de nosotros; si decir si me va a poner en riesgo, entonces Aprender a decir NO, es bueno para la Salud.
 
En la actividad profesional no se puede complacer a todo el mundo, tu eres el dueño de tu tiempo, recuerda que el día no tiene más que 24 horas y aunque lo desees no puedes alargarlo, tus actividades como padre, como esposo y como hijo deben ocupar un lugar importante dentro de tu planificación diaria, el sobre añadir trabajo por complacencia, no solamente te va a agotar física y psicológicamente, sino que va a incidir en un menor tiempo para la familia, poniendo en riesgo tu salud y la salud de tu hogar, lo cual sin lugar a dudas afectará tu rendimiento profesional, comenzando un circulo vicioso que puede terminar en divorcio y hogares disfuncionales, además si disminuye tu rendimiento laboral, lo más probable es que te despidan; toda una tragedia por no haber dicho un NO a tiempo.
 
Me decía un amigo a manera de chiste que había agarrado una rasca con tomate, como que te rascaste con tomate no te entiendo, si Carlos me decían tomate una tomate otra, lo cual pudo haber evitado simplemente con decir NO, pero un NO reiterativo, porque la primera negación trae generalmente como respuesta un “ay vale le tienes miedo a tu mujer”, para lo cual decir NO pero No es suficiente. Un NO es una excelente herramienta para prevenir la obesidad y las enfermedades Cardiovasculares, decir NO, al ofrecimiento decomidas ricas en grasas, a las gaseosas, al cigarrillo, lo cual debe ser categórico, NO le permito que fume a mi lado, no debes tener temor a que lo tomen como un desprecio, pero de ser así, allá ellos, es evidente que no te respetan, haz valer tu saludable decisión, y si se enojan pues que NO te importe, porque tu eres más importante. Aprender a decir NO, es ejercitar tu capacidad de análisis, es aumentar y hacer valer tu autoestima e incluso un NO puede preservar tu libertad.
 
Además de aprender a decir NO; como padre, madre, maestro o comunicador debes enseñar a decir NO, los niños y adolescentes están expuestos a múltiples peligros, a numerosos riesgos para su salud física, mental y social. Inculcar como un valor familiar el decir NO a las relaciones sexuales prematuras y sin protección le puede evitar enfermedades de transmisión sexual, embarazos en adolescentes, e incluso prostitución y la muerte. Decir NO al cigarrillo, a la droga, al alcohol, a la violencia, a la delincuencia, escuchar la negación en boca de los niños a estos flagelos es mirar un futuro positivo y prospero para el país; pero debes predicar con el ejemplo y encargarte en ser tu como tutor de esas conductas infanto juveniles quien disipe las dudas y aclares las curiosidades que otros pueden manipular a su conveniencia, por lo tanto NO debes delegar esa responsabilidad de enseñar a tus hijos a decir NO.
 
PÍLDORAS DE TU MEDICO.
Existen algunas técnicas para aprender a decir que NO, aplicadas en la gerencia, en la psicología, en sociología y en otras ramas, editándose algunos libros muy buenos en ese sentido, hoy quiero traer a esta tribuna algunos señalamientos respecto al NO escrito por Hugo Fikenstein y encontrado en la Web bajo el titulo de “En la época del ni hay un No……. NO:
NO es NO y hay una sola manera de decirlo. NO
Se dice una sola vez, NO. Con la misma entonación, NO. Como un disco rayado NO. La voz del NO, no es trémula ni vacilante, ni agresiva, no deja duda alguna.
Ese NO, no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.
Es un NO para el otro porque ya fue un NO para uno mismo.
Cuando el NO es NO, se mira a los ojos y el NO se descuelga naturalmente de los labios. NO es NO porque NO.
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
Un hombre después de una rasca le dice a su mujer:
-          Juro que no bebo más
             Pasado unos días llega borracho nuevamente y la mujer le dice:
-          Chico tu no juraste que no ibas a beber más
-          Hip, y lo estoy cumpliendo, porque MAS es un limpiador de pocetas y esa vaina debe ser veneno.
 
     Dos amigos escuchando el discurso del presidente:
     “Cada hora, 50 venezolanos salen de la pobreza,” se le escucha al comandante
-          Mayor embuste dice uno de ellos
-          Embuste no, eso es verdad (le dice el otro), cada persona que muere por el hampa, la violencia y la inseguridad, alcanza la riqueza del reino de los Cielos, quieres más?.
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
Hoy habia 36 visitantes (42 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=