DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Asesinato moral por Internet, un problema de salud Pública

 

 
 

 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
ASESINATO MORAL POR INTERNET
UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA
 
En la columna anterior conversábamos sobre la salud social como algo más que una buena relación entre personas, y entre ellas y su comunidad, esta relación cada vez más tecnificada  nos pone inmerso dentro de un mundo globalizado, donde el Internet como vehículo de información nos sirve como brazo comunicante, una herramienta extraordinaria sin duda, que nos permite la actualización de informaciones en beneficio colectivo en tiempo casi real; pero en Internet no todo lo que brilla es oro y en la cual la complejidad de la Psique humana en ocasiones pone a rodar sus más bajos instintos, transformando los recursos de la red en armas de chantaje, de odio, de venganza sobre empresas grupos sociales y políticos, atacando a personas con ensañamiento, exteriorizando en los canales cibernéticos una alteración de la salud mental, una transgresión social que pone en peligro la salud, no solo de la individualidad objeto del ataque, sino que involucra además a todo el entorno de la misma.
 
El ser humano como individuo natural responde a estímulos e instintos que pudiéramos llamar irracionales o animales, como la necesidad de defecar, u orinar, sin embargo la connotación de ir al baño como forma aceptable de satisfacer esas necesidades responden a normas impuestas socialmente, lo que denomina Freud el padre del psicoanálisis el Súper yo que representa los pensamientos morales y éticos recibidos de la cultura, donde la moral se refiere a las reglas o normas por la que se rige la conducta de un ser humano en relación con la sociedad y consigo mismo, de donde surge la conciencia moral, como la capacidad para la autoevaluación, la crítica y el reproche; es un instrumento que expresa la adaptación a la sociedad, es un activo humano muy valiosos que cuidamos con mucho celo, es mucho más del que dirán?, es nuestra propia percepción de ser un engranaje más de la maquina social y de su pertenencia. Nuestra moral es nuestro corazón social, es nuestra propia vida social, un ataque a la moral es un ataque a la vida misma.
 
Internet se ha convertido en el medio propicio, por su acceso generalizado en el espacio donde el odio, la venganza, la difamación y el revanchismo circula casi de manera impune por la web los criminales de la moral y no puede ser llamado de otra forma quien pone a circular por diferentes medios cibernéticos siendo los más frecuentes los correos electrónicos, presentaciones difamantes, fotos, videos que asesinan la moral de personas y lo exponen al escarnio publico, no pocos han sido los desenlaces fatales que este tipo de agresión han generado, familias disfuncionales a consecuencias de ello, autoexclusión, alcoholismo, drogadicción crímenes físicos y suicidios. Generalmente estos asesinos de la moral son parte de nuestro entorno cercano actual o pasado, que recurren a estas prácticas como venganza por ruptura de una relación sentimental, deudas de dinero incluso a veces por brutal envidia destruyen el nombre y la moral de una persona. Lo más grave es que nosotros mismos en ocasiones contribuimos con el asesino moral al convertirnos en multiplicadores de su infamia convirtiendo en cadena el material venenoso.
 
La difamación por Internet es un delito igual que difamar por prensa, radio o televisión quien lo hace debe saber que se expone a un juicio incluso penal por difamación e injuria, quien hace declaraciones online en forma anónima debe asegurarse que las mismas sean ciertas, ya que en la autopista de la información aunque no se firme, quedan las huellas que pueden permitir la ubicación u origen del mensaje, han sido muchos los hacker que han caído en prisión tras su ubicación, y eso que son especialistas en la materia. Internet no fue creado para difamar o enlodar ni para asesinar moralmente a las personas, todos los que hacemos uso de esa extraordinaria herramienta tenemos la responsabilidad de detener estos abusos informáticos, los chismes no tienen efecto si no se propagan, los correos mal intencionados tienen un solo origen, déjalo que se quede allí, no lo rebotes, no lo envíes a tus contactos, te puedes convertir en cómplice de un crimen, ponte a pensar como te sentiría de saber que por un correo que ayudaste a difundir, tal vez engañado en tu buena fe se suicidó una persona.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
Estos asesinatos morales se suceden con una altísima frecuencia y forman parte de los delitos que se registran cada minuto en la Internet que cuenta con un universo de alrededor de 1500 millones de persona interactuando en la red.
Los Países tienen la obligación de legislar en esta materia, no debe seguir esta cruel impunidad que estimula acciones tan bajas que denotan una clara alteración de  la salud mental de quien la ejecuta. Si te encuentras en una situación de difamación por Internet busca asesoramiento, siempre hay forma de llegar al criminal; es importante que  busques ayuda psicológica para sobrellevar el difícil trance y no dejarte vencer en una lucha en la cual, aunque estas en minusvalía puedes salir airoso, el tiempo te ayudará a restablecer tu nombre.
Es despreciable y cobarde hablar mal de otra persona escondido detrás del ordenador, ponte en el lugar de la persona a la que estás sometiendo al desprecio publico, como te sentirías si alguien colocara tu nombre como homosexual sin serlo, como ladrón, como enfermo de sida, de seguro el ser más miserable, recuerda que la Biblia dice una gran verdad. “Con la misma vara que midas serás medido”
 
 
 
    VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
-          Doctor, tengo problemas con mi esposa y no se que hacer
-          No te preocupes todas las parejas tienen problemas. José busca la causa  ponle remedio y asunto concluido
-          Pero cual problema doctor, a mi mujer lo único que le falta es sarna para rascarse, yo le doy todo, incluso la ayudo en los quehaceres de la casa, figúrese que yo salgo a caminar de madrugada y cuando regreso lo primero que hago es coger la escoba
-          Allí está el problema José, no es a la escoba, ES A ELLA.
 
DEFINICIONES
HOMBRE: es aquel que sueña con ser tan guapo como su madre piensa que es; desea tener tanto dinero como su hijo cree que tiene; y que le gustaría tener tantas mujeres como su mujer piensa que tiene.
ANCIANO: es aquel que, cuando era joven solía tener cuatro miembros flexibles y uno rígido y que ahora tiene cuatro rígidos y uno flexible.
 
 
 
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
Hoy habia 36 visitantes (48 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=