DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - El relajo con los medicamentos, prescrpción, uso y ventas sin control, un grave probelma de salud pública
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
EL RELAJO CON LOS “MEDICAMENTOS”
PRESCRIPCIÓN, USO Y VENTAS SIN CONTROL,
UN GRAVE PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA.
 
Demasiado para una sola mañana: 7:30 AM, lugar mercado municipal de san Félix; dentro de la algarabía habitual en los mercados, destacaba una voz con hablar rápido, “si tiene azúcar en la sangre, colesterol, tapadas las venas, piedras en los riñones, se le olvidan las cosas, su mujer le reclama en la cama, ya no orina fuerte por la próstata hinchá; tome su capsula renal (nombre cambiado), científicamente probado que le cambiará la vida”. Me acerco al vehículo con el altoparlante y le pregunto al vendedor; ¿sirve para todo ese producto?, si claro me responde, ¿si le pongo unas 3 píldoras en la gasolina al carro crees que le quite una falla que tiene?, le vuelvo a preguntar, retira el micrófono de su cara y le agradezco el haberme recordado a mi mamá. 9:30 AM lugar cadena de farmacia: Se acerca una señora a la asistente, “mija tengo a un niño que no respira bien, que será bueno pa darle?”; la empleada, le recomendó 3 jarabes, lo que me obligó a intervenir y manifestarle a la señora que ese niño podía tener más que una simple gripe y que debía llevarlo al médico para que le hiciera el diagnóstico, afortunadamente aceptó mi consejo. 10:30 AM lugar Ambulatorio Manoas una paciente entra al consultorio con una glicemia muy alta, contándome que una doctora le recetó unos complementos nutricionales para la diabetes, con lo cual sustituyó la medicación que tenía porque eran más naturales, desde entonces, adiós control del azúcar. Una mañana que obliga a la reflexión.
 
Con la salud y con los medicamentos no se juega, somos muy dados a la automedicación como herencia de la época de la Venezuela rural, en la cual las infusiones de hierbas de nuestras abuelas y el predominio de las comadronas, era una necesidad por las carencias del entonces. Pero tal práctica no se justifica en los actuales momentos, cuando a solo un click estamos ante la ciencia más avanzada. La problemática de los medicamentos en nuestro país es diversa; por un lado tenemos el mal uso y la inadecuada prescripción de los medicamentos legalmente registrados y por otro lado los medicamentos ilegales, aunados a la transformación de la medicina natural complementaria en sustitutiva, acción que vienen realizando algunos médicos e empíricos no facultativos bajo la tutela de poderosas transnacionales; y emergiendo como variable muy poco estudiada, el factor económico: el individual por los altos costos de los medicamentos incluyendo los llamados genéricos y la poca disponibilidad de divisas para la importación que escasea múltiples presentaciones en las farmacias.
 
El consumo de los medicamentos mágicos, aquellos que sirven para todo y que expenden los fármacos Buhoneros,  representan un grave peligro si analizamos sus dos posibles vertientes: El desconocer los compuestos activos de la mayoría de estas supuestas medicina, implica también desconocer sus efectos adversos y la forma como enfrentarlos; un verdadero enigma y riesgo que no podemos correr; y si por el contrario no son fármacos sino placebos, talcos, caramelos o algunos otros compuestos que no producen daño; indirectamente están causando lesiones, porque a consecuencia de su ingesta, estamos dejando que la enfermedad que podamos tener siga su curso natural y provengan agravamientos y complicaciones: Llama muchísimo la atención, como colegas formados bajo los preceptos fisiológicos y fisiopatológicos en la génesis de las enfermedades, de pronto estén ofreciendo medicamentos que bajo un solo mecanismo de acción, generalmente mu vago y simplista, curan todas las enfermedades, a sabiendas que la única medicina que puede lograr tal cometido, es la Fe con la intersección y acción de la mano divina de Dios.
 
El uso y abuso de los medicamentos legales, aparte de que sea un problema la automedicación por nuestra parte, existe la creencia que en la farmacia, todo el que trabaja, este preparado para la prescripción y manejo de medicamentos, y cuando me refiero a manejo no estoy hablando  de saber para que sirve, ni cuanto cuesta, ni en que estante están, que son los conocimientos de los asistentes de farmacia. Los Farmacéuticos, los que si tienen formación profesional en medicamentos, además de instrumentos indispensables de la fármaco vigilancia, tal vez por comodidad, o por falta de tiempo o espacio, están ejerciendo un pobre control sobre el personal a su cargo. La gente a veces por falta de dinero, tiempo o facilismo, acude al primero que se le atraviese en la farmacia y este le prescribe y le vende los medicamentos, ignorando el diagnóstico, algo totalmente peligroso y de mucho riesgo. Otro punto a considerar en la farmacia son los cambios de medicina, bajo el argumento, de la no existencia y en grado extremo se llega a decirle al paciente, “ese medicamento esta descontinuado a ver si su médico se actualiza”, siendo falso ese retiro del mercado. La ley de Medicamentos vigente reza lo siguiente: Artículo 40. Cuando no se disponga del medicamento prescrito, el farmacéutico previa consulta con el prescriptor e información al paciente, podrá sustituir el medicamento por otro que posea igual composición forma farmacéutica y dosificación de acuerdo al listado que el Ministerio de Salud y Desarrollo Social publicará a tal efecto.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
El relajo que existe con la prescripción, uso y ventas sin control de medicamentos, obedece a desidia oficial, porque tenemos las regulaciones al respecto en muchas leyes, la Ley de Medicamentos del 2000, en su Artículo 1 señala: Esta Ley regulará todo lo relacionado con la política farmacéutica, a los fines de asegurar la disponibilidad de medicamentos, eficaces seguros y calidad, así como su accesibilidad y su uso racional a todos los sectores de la población en el marco de una política nacional de salud.
La prescripción facultativa está también dispuesta en la ley de Medicamentos. Artículo 35. Los medicamentos con prescripción facultativa sólo podrán ser prescritos por profesionales médicos, odontólogos y médicos veterinarios, habilitados para el ejercicio de la profesión y debidamente registrados por ante el Ministerio respectivo, quienes en lo sucesivo y para todos sus efectos se denominará el prescriptor.
 
Es nuestra responsabilidad con nosotros mismos y con nuestras familias no auto medicarnos, ingerir medicamentos no es igual a comer caramelos o refrescos toda medicina tiene sus riesgo y los médicos lo saben y lo evalúan, por tal razón toda prescripción debe ser basada en el diagnostico e individualizada. No existen medicamentos mágicos; compra tus medicamentos en farmacias, no en quioscos, ni a Buhoneros, ni por internet; adquiere el que te recetó el medico y no permitas que te lo cambien sin consultar con el.
 
 VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
El médico examina al niño y constata una lesión en la piel conocida como pañalitis, bastante extensa y le pregunta a la madre:
-      Señora cada cuanto tiempo le cambia el pañal al niño?
-      Cada semana doctor
-      Y eso porque?
-      Bueno doctor en la caja dice hasta 9 Kilos
 
En la consulta del pediatra
-      Cual es el nombre del niño?
-      “Por González”
-      Y ese nombre “Por”, es algo religioso o mitológico, obedece a algo especial?
-      No doctor nada especial es un nombre muy común, sobre todo entre los cantantes
-      Entre los cantantes?, nómbreme uno
-      Por McCartney
 
Empezando la consulta:
-      Bien señor usted es Hipertenso?
-      No doctor de Tucupita
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
 
Hoy habia 37 visitantes (104 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=