DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - En Semana Santa encuentrate con Dios; pero aquí, no tienes que ir al Cielo
 
 
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
EN SEMANA SANTA
ENCUENTRATE CON DIOS,
PERO AQUÍ, NO TIENES QUE IR AL CIELO
La semana santa o semana mayor, tiempo de reflexión cristiana, donde las iglesias y la imagen de Jesús crucificado se convierten en el icono de la tradición religiosa, tiempo para recordar el sacrificio de Cristo para redimirnos del pecado, revisión del transitar de nuestra vida retomando el carril de la vía que nos señalan los mandamientos divinos. Añoranzas de tradiciones pueblerinas muchas de ellas perdidas: El Trompo y la Zaranda, el quiminduñe, la quema de Judas. Asueto universal que nos sirve para el reencuentro familiar al volver a casa los que lejos se encuentran, las comidas los dulces, los pescados preparados en variadas y ricas formas y las sonrisas al recordar los mitos de antaño, que por cierto no conocen nuestros hijos. Si te bañas el jueves o viernes Santo te conviertes en Pescado, que no se te ocurra hacer “cositas” con tu pareja porque te quedas pegado, cuidado con comer carne, no barras la casa porque le estas barriendo la cara al señor, qué tiempos aquellos y que triste nuestra actual realidad.
 
Qué paradoja lo que vivimos año tras años por estas fechas. Santo solo en el recuerdo del Vía crucis de Cristo, 14 estaciones de un doloroso transitar de Dios hecho hombre para redimirnos del pecado, lejos están las leyendas y prohibiciones cristianas: la Semana Santa parece un aparato de partida donde solo el año 2011, 16 millones 483 mil 139 personas salieron raudo y veloz ocupar las carreteras en busca de playas y montañas, pero cada vez más lejos de las iglesias. Dios es omnipresente dirán algunos y allá lo encontraré, es cierto para los creyentes que dios está en todas partes, pero lamentablemente para muchos, la señal de partida del comienzo de la semana Mayor se convierte en la antesala de un encuentro prematuro con el señor en su hábitat del cielo, si es que hemos hecho mérito para ello, no hay razón para que por imprudencia adelantemos la partida; no repitamos la historia del año pasado donde ocurrieron 762 accidentes que dejaron 41 muertes. Otras 15 personas murieron ahogadas, la mayoría en playas no aptas.
 
Si vas a Viajar o ya estás en camino, si utilizas tu vehículo debes revisar los cauchos incluyendo el de repuesto, los frenos, poner a tono el motor, revisar presencia y estado del Gato, Triangulo de Seguridad, limpia parabrisas, luces. Si está todo correcto, recuerda, los niños siempre en el asiento trasero y todos los ocupantes con el Cinturón de Seguridad. Cuál es el destino de tu viaje?,   pensaste en los riesgos de enfermedades en esos lugares?, revisaste el esquema de vacunas de tus hijos y las de los adultos del grupo?, alguno de los integrantes del equipo de viaje sufre alguna enfermedad crónica como Hipertensión Arterial y Diabetes? Estas previsiones son importantes, el no tomarlas en consideración nos puede echar a perder el viaje, bien sea por desperfectos del carro que en el mejor de los casos nos puede dejar varados en una carretera, por la complicación de alguna enfermedad preexistente que no fue tomada en cuenta o por adquirir alguna enfermedad que pudimos haber prevenido con una vacuna.
 
De los accidentes y tragedias de Semana santa, somos nosotros los únicos culpables, ellas no son obligadas en épocas de vacaciones, porqué no pasan en las vacaciones escolares de Julio a Septiembre?, la respuesta es que no salimos todos al mismo tiempo y el riesgo es menor. En Semana Santa viajamos a descansar; yo te aviso, las colas en los puntos de control, tanto de ida como de vuelta, el no encontrar hoteles, playas repletas donde el hacinamiento está a la orden del día y en donde nos bañamos con todo menos con agua, nos obligamos a comer porquerías por las mismas condiciones, por lo cual las consecuencias posteriores te sabotean la intención. El estrés desplaza a la intención del disfrute. Y en las carreteras donde comenzamos la “diversión” por lo poco del tiempo el alcohol limita nuestros reflejos y el ansia de llegar temprano que incita a la imprudencia puede causarnos la muerte.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
·        Retoma el sentido sano de la semana Santa, acude a la iglesia, a las procesiones, diviértete en familia, la gran movilización de vehículos aumenta el riesgo de accidentes y muertes.
·        Si viajas con niños prepara un maletín con medicinas necesarias, con el asesoramiento de tu médico, recuerda que son frecuente los mareos y los vómitos en los viajes, es aconsejable llevar agua suficiente y comida para el camino si el viaje es largo, si consumes en restaurantes de carreteras compra bebidas embotelladas, ten cuidado con las intoxicaciones y diarreas del viajero por comidas contaminadas.
·        No olvides los repelentes, ni los protectores solares
·        Si sufres de alguna enfermedad no olvides tus medicinas.
·        Regresa antes que los demás, la carretera estará más despejada, y lo harás sin prisa, tu eres necesario regresa vivo.
·        Cuida tu ambiente, recoge La basura y que dios te bendiga
    VACUNA CONTRA EL ESTRÉS    
El padre, en la homilía del domingo:
- Hermanos, hoy vamos a hablar de la mentira y de los mentirosos.
¿Cuántos de vosotros recordáis qué dice el capítulo 32 de san Lucas?
Todo el mundo levanta la mano.
- Precisamente, a eso me refiero. El evangelio de san Lucas sólo tiene 24 capítulos....
 
Me quedaré en casa en semana santa viendo películas por televisión
Le comento a un amigo, porqué no haces lo mismo?
-       Lo siento no me gustan las películas de semana Santa
-       Y porqué no te gustan pregunté asombrado
-       Es que siempre muere el muchacho.                         
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
Twitter: @drcarlosbasanta
 
 
Hoy habia 29 visitantes (61 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=