DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - En la Tercera Edad, cambiar la mecedora por el Ejercicio mejorara tu vida

 

 
 
 

 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
EN LA TERCERA EDAD
CAMBIAR LA MECEDORA POR EL EJERCICIO MEJORARA TU VIDA
“Se esta poniendo blanca toda tu cabellera, la nieve de los años te esta cayendo ya”, una forma muy melódica de decirte viejo. Tiempo, pasar inexorable de las horas, irreversible camino de la vida que a medio transitar vislumbras en el horizonte otoñal el ocaso del ser, una forma poética de decir lo mismo, pero como se diga, lo queramos aceptar o no, es una realidad inevitable, con el paso de los años suceden en nuestro organismo una serie de cambios en forma gradual y progresiva tanto estructurales como de funcionamiento, dicen algunos autores que a partir de la adolescencia se produce una disminución de un 1% anual en nuestra capacidad física y eso es cierto, pero lo que si podemos cambiar es la imagen típica de los abuelos en la mecedora, uno leyendo la prensa con la pipa humeante y la otra con el tejido, cual Penélope esperando la muerte, será muy tierna la gráfica de la mecedora, pero el sedentarismo tanto físico como mental no es una respuesta saludable al paso del tiempo, por el contrario se convierte en un acelerador de la vejez, en un factor de riesgo de las enfermedades crónicas. Al llegar a la tercera edad es una necesidad enemistarse con la mecedora y aumentar la actividad física para ganar vida.
 
Lejos debe quedar la percepción del anciano o individuo de la tercera edad como alguien débil, dependiente, con múltiples enfermedades y achacoso, de nosotros mismos depende que se rompa ese paradigma, al anciano de hoy aunque la edad oficial lo haga jubilable, su experiencia, su sabiduría, su manera de recuperar las pérdidas fisiológicas con una actitud de vigencia física y social, lo hará regresar como parte importante asesora del entorno en el que militó de joven. Se puede pertenecer a un grupo etáreo mayor por edad cronológica, pero la actitud ante la vida y ante nosotros mismos marca la edad psicológica y de la visión positiva o negativa de nuestra edad mental va a depender en gran medida nuestra edad fisiológica y la edad social; y eso marca la diferencia, por eso es tan común que entre 2 individuos de una misma edad, uno sea más viejo que el otro.
 
Son muchas las investigaciones científicas que han concluido en la importancia del ejercicio como arma para enlentecer el envejecimiento, encontrando una estrecha relación entre el ejercicio y el bienestar físico de la persona de la tercera edad, y no solo eso, también se ha determinado su influencia en la salud mental, mejora de la autoestima, recuperación de los hábitos de sueños, con innegables beneficios en el estado anímico, mejorando sus relaciones interpersonales y su vida familiar y social. El ejercicio físico en la tercera edad ayuda a mantener cuerpos y espíritus jóvenes en rebeldía cronológica y sus beneficios se extienden incluso hasta aquellos mayores con algún deterioro orgánico, independientemente de que se halla comenzado a realizar ejercicios a los 60 años, edad cronológica establecida por la OMS para el termino de tercera edad, incrementándose con su practica de uno a 2 años la esperanza de vida, mayor independencia funcional y prevención de enfermedades cardiovasculares, Diabetes, osteoporosis y Alzheimer entre otras.
 
Por tu vida, por tu salud, para alejarte de los achaques debes comenzar a practicar una actividad física moderada de 3 a 5 veces por semana entre 30 minutos a 1 hora por vez, o incluso fraccionar la actividad en 2 o tres veces al día hasta completar la meta de tiempo diaria, y cuya intensidad pude ser medida por el grado de dificultad respiratoria que se logre con el ejercicio, por ejemplo si al realizar una actividad física respiramos como si nada, es de leve intensidad, si el ejercicio  hace que nos falte el aire con una respiración muy agitada, la actividad es muy intensa y cuando sentimos una cierta dificultad lo podríamos considerar como de intensidad moderada. Sin embargo la actividad física debe ser individualizada a las condiciones de la persona, a las enfermedades existentes, de comienzo gradual y evitando las actividades de alto impacto, siendo recomendables actividades aeróbicas como caminar más rápido de lo normal, nadar, montar en bicicleta, alternando con ejercicios de fortalecimiento muscular con poco peso y aumento gradual, realizando calentamiento previo y enfriamiento posterior con algunos ejercicios de estiramiento para aumentar la flexibilidad de las articulaciones.
 
PILDORAS DE TU MEDICO.
 
·        El ejercicio físico produce beneficios tanto en el mayor sano como en el enfermo, en los cuales es importante una evaluación médica previa que incluya electrocardiograma, prueba de esfuerzo para adaptar la actividad a sus condiciones.
·        Una rutina de ejercicios constante en actividad y tiempo disminuye la incidencia de caídas y fracturas en la tercera edad a consecuencia del aumento de la masa muscular, disminuye las cifras de la presión arterial en los hipertensos, disminuye los niveles de azúcar en la sangre en los diabéticos, aumenta la resistencia, previene la arterioesclerosis, y como se demostró en un estudio realizado en la Universidad nacional de Australia, el ejercicio es un antidepresivo, un antiestrés y mejora las condiciones anímicas de las personas que lo practican.
·        Quien es viejo?, Yo?, una cosa es la cédula y otra es la actitud ante la vida.
 
 VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
Un abuelo va de visita una semana a casa de su hijo. Como no hay habitaciones ni camas suficientes, tiene que compartir cama con su nieto de 20 años. Una madrugada el abuelo se pone a gritar:
-¡Rápido! ¡Tráiganme una mujer!
-Abuelo-le dice el nieto-eso es imposible por tres razones. La primera, por la hora, ¡son las cuatro de la mañana. La segunda, porque eso pondría en peligro su salud, tiene usted más de 80 años. Y la tercera y fundamental ¡Eso que tiene en la mano, no es suyo!
 
Van 2 amigos caminando por el cementerio a las 3 de la mañana cuando de pronto ven pasar a un viejito, al cual se le acercan y le preguntan,
 - Mi viejo, a usted no le da miedo caminar en el cementerio a estas horas de la madrugada y le contesta el viejito:
-pues la verdad es que cuando ESTABA VIVO SI, FIJENSE
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
Web: www.drcarlosbasanta.es.tl
Hoy habia 39 visitantes (63 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=