DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Incertidumbre Económica y Salud en Ciudad Guayana

 

 
 

 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
INCERTIDUMBRE ECONÓMICA
Y
SALUD EN CIUDAD GUAYANA
En Venezuela Hablar de Ciudad Guayana es traer inmediatamente a nuestra pantalla cerebral las imágenes de las empresas básicas, es la conjunción de lo natural con lo tecnológico, por lo cual el escritor Pedro Berroeta le dibujo con el alfabeto de su genio, “Junto a la mano de Dios la mano del hombre, así es Guayana”.  Para los que aquí vivimos y que hemos visto crecer esta joven ciudad de la mano de grandes hombres como Leopoldo Sucre Figarella, sintiéndonos orgullosos de ella, de sus empresas como motor de desarrollo no petrolero del país y que hemos madurado un sentido de pertenencia con cada una de ellas, para nosotros es tierra de gracia. Por ello no podemos sentir otro sentimiento que tristeza, rabia y frustración por el asesinato a nuestros sueños; todo en esta ciudad esta ligado de una u otra manera a Matanzas, no a las que ocurren diariamente por la inseguridad, sino que así se llama el sector donde están colocadas las factorías que hoy mueren lentamente, un verdadero daño a la salud económica, a la salud social de nuestra tierra y un deterioro consecuente de la salud física y mental de los Guayacitanos.
 
La salud económica de Guayana depende de la extracción y manufactura del hierro y el aluminio, además de la generación hidroeléctrica, toda la actividad financiera y social giran alrededor de ello.  Por tal razón todos somos Alcasianos y Ferromineros y de todas las empresas básicas, todos somos hijos legítimos de la madre CVG y sus dolientes directos, la gringola roja o de cualquier color  no puede enturbiar nuestra visión objetiva, allí está la realidad, no es invento del imperio ni consecuencia de los paramilitares colombianos. No soy ingeniero ni economista, y no necesito serlo para saber que el cambiarle de nombre a una empresa, agruparlas en corporaciones o quitárselas a la CVG, no va a resolver sus problemas si no hay una adecuación tecnológica y un reempuje financiero con inversiones oportunas con una gerencia de calidad y arraigo; soy de aquí, me siento una gota más de agua del Caroní  siento que soy la unión de esos dos ríos y mi calor no es producto de la fiebre, sino de la llama del horno que funde el metal de nuestra tierra. Por eso escribo.
 
Algunos se preguntarán, pero que le pasó al Dr Basanta, su columna no era de salud?, a lo cual respondo que aun lo sigue siendo y que el tema además de sentirlo como una preocupación de conciudadano, palabra esta muy usada por quien fundo a Ciudad Guayana un 2 de julio de 1961, Rómulo Betancourt; también responde a mi interés como sanitarista, que no es otro que la defensa de la salud, entendido como sinónimo de calidad de vida, de acuerdo al concepto de la Organización Mundial de la salud, “La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedades”, lo cual en mi ciudad, tu ciudad, nuestra ciudad no lo veo posible sin sus empresas, porque la acción de las industrias de Guayana en el área de salud va mucho más allá de lo directamente realizado en el hospital Américo Babo o en la clínica de Palua de Ferrominera, muy buena labor por cierto, lo que conozco porque de allí vengo y aunque no pertenezca a su nómina sigo siendo Ferrominero de corazón.
La salud no puede aislarse de lo económico ni de lo social son muchos los efectos psicológicos y orgánicos producto de los trastornos en la economía y las patologías sociales, transformándose en un circulo viciosos, el no saber a ciencia cierta que pasará con nuestras empresas porque ni el primer mandatario nacional ha dado a conocer ningún plan al respecto, genera incertidumbre por el futuro económico de esta ciudad otrora modelo de desarrollo, produciendo estrés y ansiedad entre sus habitantes y es conocido el riesgo cardiovascular que produce su cronicidad, además de ser causante directo de la Depresión, cuadro de muy alta incidencia en nuestras consultas. La falta de inversión, la falta de pago a las empresas de servicios, puede generar en cierre, aumento del desempleo y sub empleo y disminución de la capacidad adquisitiva del Guayacitano, sin olvidar que en estos momentos los trabajadores tienen en peligro el HCM por falta de pagos de algunas empresas a las Clínicas, los que obligaría a abarrotar aun mas al ya falto de inversión e insumos sistema publico tradicional de salud.
PÍLDORAS DE TU MEDICO.
·        En la Venezuela prestamista, la que construye escuelas en el exterior, no puede considerarse un privilegio tener una educación de calidad para lo cual algunas empresas dan subsidios a sus trabajadores, la educación es un derecho por el cual debe velar el estado, si las escuelas bolivarianas fuesen como el Nazaret o el Loyola y no como la mayoría de las actuales no hubiese necesidad de cláusulas contractuales para el pago de colegios. Educación también es salud.
·        El estado le corresponde velar por el derecho a la salud, nuestros ambulatorios deben estar bien dotados, con médicos y personal bien pagados y con excelentes condiciones laborales donde todos con equidad recibamos una atención de calidad en salud. Cuando hablo de equidad me refiero a que todos los venezolanos deberíamos tener un HCM de calidad público, donde a las clínicas privadas se valla por lujo y no por obligación o necesidad.
·        Hagamos un ejercicio mental imaginemos (que dios no lo permita) el cierre de las empresas y la cadena de consecuencias que ello generaría. Verdad que asusta?
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
-          Antonio, José esta vendiendo una nevera usada en buenas condiciones
-          Gracias Carlos, lo voy a llamar a ver si se la compro
Antonio, a quien Venalum le había realizado un pago toma el celular y realiza la llamada
-          Aló José soy yo Antonio, te llamo por la nevera
-          Verdad chico?, pero que bien se escucha.
 
El presidente dando una vuelta por un centro comercial le dice a uno de sus edecanes
- A esos pitiyanquis si les gusta hablar y que estamos en crisis, mira los precios en esa tienda, esa camisa 15 BF, el pantalón 20BF, y esa Chaqueta de las que usan los oligarcas en 50 BF, entonces cual es la crisis?
- Pre, Presidente, (le responde tímidamente el edecán) esa no es una tienda, es una tintorería.
 
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
Hoy habia 37 visitantes (96 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=