DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - La inseguridad en Venezuela, reflexiones en el día del Padre

 


DR  CARLOS BASANTA.*

 

 

LA INSEGURIDAD EN VENEZUELA

REFLEXIONES EN EL DIA DEL PADRE

 

Madrugada del domingo 20 de junio, amanecer del día del Padre, antes de comenzar a escribir estas líneas, ya con tema escogido, entro en la red Facebook, encontrando en el muro de mí hermano Richard lo siguiente: “Ya no tenemos miedo a morir, si no a la forma en que vamos a morir y en manos de quien, no quiero pensar mas que otro de los míos tenga una bala sin conciencia por allí para el, Dios mío cuida de mi familia, amigos, hijos, mi gordita y a mi, para que nunca nos pase nada y esas balas inconscientes desaparezcan". Sigo revisando, y leo comentarios de dos sobrinos, Willinor y Norwis con una herida aun sangrante por la injustificada perdida de un hermano a manos de la violencia que mantiene un manto de dolor en todo el cielo familiar; y me veo a mi, el 30 de mayo apuntado por 2 sujetos para robarme el carro, con la amenaza de un disparo que de seguro hubieran escuchado mis hijos dentro de la casa a escaso metros de distancia; gracias a Dios no sucedió, pero no puedo olvidar ese momento. Hoy es el día del Padre,  y más que la procreación, tenemos la responsabilidad del  legado a nuestros hijos, me aterra pensar en este ambiente perpetuado como herencia, y entro en conflicto con el cuidado de su integridad y su condición de ser libre. Veo salir el sol, con una sensación de penumbra y temor.

 

Tratando de distraer los pensamientos busco la edición digital del Correo del Caroní y lo que leo me saca bruscamente del entorno familiar, mostrándome la ya conocida cobertura real del problema. “Entre las 11:30 de la noche del viernes y las 2:30 de la madrugada del sábado fueron asesinados cuatro hombres en diversos sectores de Ciudad Guayana; estas muertes aumentaron a 28 el número de homicidios reportados en la urbe en lo que va de mes (Correo del Caroní 20/06/10). En Venezuela, según el Observatorio Venezolano de la Violencia, la cifra de homicidios se elevó el año 2009 a 16.047, con respecto a los 14.589 del 2008;  en su trabajo esta organización resalta que desde el año 2007 por cada 100 homicidios solo se detienen a 9 sospechosos, lo que significa que la impunidad por homicidios en nuestro país es del 91%. Pero esto es solo la punta del Iceberg, la mayoría de los atracos y violaciones en este país no son denunciados, algunos por temor a represalias de los delincuentes, otros  por que tienen la percepción de la impunidad y en no muy pocos frecuentes casos por desconfianza en los organismos encargados de procesar las denuncias, algo extremadamente grave si le añadimos lo dicho por el ministro de interior y Justicia que el 20% de los delitos son cometidos por policías, ¿no son estos los responsables de la seguridad del estado?.

 

Es deber de cada uno de los miembros de este país, preservar un presente que nos permita sentar las bases de un futuro a construir por esa generación de relevo que son nuestros hijos, quienes nos dieron el titulo de padres; pero para que eso pueda ocurrir, necesitamos unas condiciones de libertad, de seguridad, de garantía de vida, y no solo vivir, sino vivir con calidad. El artículo 3 de la declaración Universal de los Derechos Humanos dice: "Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona", además la constitución de la República Bolivariana de Venezuela expresa en su artículo 19: El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con la Constitución, los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y las leyes que los desarrollen. ¿Que pasa con esta obligación del estado?, ¿son letras muertas?, ¿o es que realmente están convencido que no hay tal inseguridad y que solo es una percepción?

 

La inseguridad en Venezuela es una realidad, sino pregúntenme a mi, al resto de mi familia, a los miles de personas de ojos rojos y húmedos, que con trajes negros y tristeza de alma hacen guardia en las morgues de este país, a los que acuden al vecino pidiendo un paquete de harina de maíz, para hacerle desayuno a sus muchachos porque alguien le arrebató a mano armada el producto de su trabajo, a los niños que aun sin comprender el presente les espera un negro futuro por la perdida de un padre a quien no podrá felicitar el día de hoy. Pero es bueno que sepan los encargados de nuestra seguridad, que la percepción de la inseguridad es aun más dañina que el tiro, el arrebatón o el atraco. El estar consciente de una sensación de riesgo permanente como el de Venezuela, produce heridas ocultas, con síntomas en diferentes esferas de nuestra bio - psicosocial integridad. Alteraciones que van desde taquicardia dolores de cabeza, disfunciones sexuales, ansiedad generalizada, depresión, insomnio, problemas de la memoria, desesperanza, incluso reacciones de irritabilidad, violencia, divorcios, hogares disfuncionales y algo que no medimos, y que salta a la vista, la perdida de libertad individual.

 

PILDORAS DE TU MEDICO

 

·         Hoy, los que hemos tenido suerte de sobrevivir a un atraco, o a los que aun no nos ha tocado, pasaremos el día al lado de nuestros hijos, con la previsión de las rejas cerradas, en nuestros propios hogares convertidos en celdas, donde debemos estar presos para que el delincuente transite en su impunidad. Y quienes no tuvieron igual suerte, igualmente dentro de su autoconstruido calabozo recordará los años en que el ahora no presente hijo le daba un beso de felicitación, o el hijo quien no tendrá a quien felicitar, cambiando el beso por una flor y un Rosario, derramando lagrimas sobre una lápida.

·         En el año 2002 la Organización Mundial de la Salud declara a la violencia como un importante problema de Salud  dando algunos parámetros a los estados miembros como orientación en el desarrollo de programas de Salud Pública para la prevención de la violencia.

·         Lamentablemente en nuestro país, aunque existe un programa de prevención de accidentes y hechos violentos en el ministerio de salud, la inseguridad sigue siendo atacada bajo criterios aislados,  siendo necesario la integración intersectorial.

·         EL papel del estado en la prevención de la violencia y la seguridad, dista mucho del papel actual de un discurso violento, de profundización de las brechas sociales y raciales, incentivando el odio entre hermanos.

 

VACUNA CONTRA EL ESTRÉS

 

Entra una señora gorda en el metro y un chico le comenta a otro:
-¿Has visto que gorda?, parece un armario!
La señora que lo ha oído, le da una fuerte cachetada y le dice:
- Perdona hijo, es que se me abrió la puerta.

En el microbús:
-Perdone, joven -dice una preciosa mujer con un escote que resaltaba dos pares de lolas espectaculares y una minifalda que exponían 2 bien torneadas piernas, sin dejar chance a la imaginación-, ¿sabe usted donde está la próxima parada?
-Sí, en el próximo caballero que usted se arrime...

Un señor toma asiento ante la mesa de la bola de cristal, y la adivinadora le dice:
- Veo que tiene dos hijos.
- Eso es lo que usted cree - replica el hombre - Yo tengo tres hijos.
La adivinadora se sonríe y replica a su vez:
- Eso es lo que usted cree!.

 

 

Hasta nuestro próximo contacto.

*Medico. Magíster en Salud Pública.

E. mail basantac@cantv.net

www.drcarlosbasanta.es.tl

Twitter: @drcarlosbasanta

 

 

Hoy habia 37 visitantes (83 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=