DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Los atracos en el parque la llovizna, un atentado a la salud del guayacitano
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
LOS ATRACOS EN EL PARQUE LA LLOVIZNA
UN ATENTADO
 A LA SALUD DEL GUAYACITANO
 
El parque la Llovizna, es uno de los más hermosos parques de Venezuela, una extraordinaria expresión de la conjunción de la mano de Dios y la mano del hombre - parafraseando a don Pedro Berroeta-; el orgullo de todos los habitantes de Ciudad Guayana. Un confidente que escucha acompañado de un fondo sonoro relajante, del correr del agua, el trinar de aves y hermosos paisajes de verdes praderas adornadas con sinuosas caminerias donde lo silvestre observa curioso el pasar urbano. Definitivamente un regalo divino, recorrer sus sendas es un baño de salud, cada gota de agua que en forma de llovizna sale de sus saltos, es un bálsamo de vida para el guayacitano, entendiendo esta expresión en su contexto más amplio, porque no solo lo es, el que el nació en esta tierra, Guayacitano es todo aquel que le ha entregado el corazón y la hecho suya. Ciudad Guayana tiene muchos lugares bellos, pero la llovizna constituye una terapia para muchos enfermos, y un lugar de prevención para el que no quiere estarlo. Me cuento entre aquellos que utilizan la lloviznoterapia y siento mucho dolor por lo que hoy está pasando en sus veredas.
 
Desde antes del amanecer, los buscadores de salud comienzan a masajear sus músculos con sus cantos y a llenar sus pulmones de naturales aromas, el ejercicio reclama el húmedo oxigeno de sus fuentes para estimular la vida, es un matrimonio con lo natural, dentro de un encuentro de humanos. En los casi 7 años que tengo caminando en la llovizna, y en el cual se ha fortalecido mi corazón después de haber estado insuficiente a consecuencia del ataque de un virus, he visto como usuario, más que como médico, alcanzar movimientos normales a quienes comenzaron arrastrando los pies después de   una enfermedad Cerebro Vascular, sonreír a muchos a quienes la depresión y el estrés los mantenía tristes y huraños, y algo que no se puede medir ni cuantificar, la cantidad de personas que han evitado enfermarse y morir por el transitar de los aproximadamente 6 kilómetros de sus caminerias. Pero la inseguridad se está convirtiendo en un obstáculo a este natural remedio.
 
Todas las administraciones que ha tenido, le han puesto cariño al parque y no estoy diciendo que esta no, pero algo esta pasando con la seguridad que debe prestársele al visitante, he visto carros con vidrios rotos en el estacionamiento, puertas forzadas, y aunque he notado una respuesta rápida por parte de los vigilantes, lo mismo ha sucedido a escasos metros del puesto de control del portón principal. Antiguamente había vigilancia en puntos estratégicos del recorrido de los buscadores de salud, pero esto desapareció; salvo, cuando algún alto personero está en ocasional disfrute de sus vías, allí vemos con mucha alegría como vehículos y motos de la guardia nacional le inyectan un verde adicional al ya presente, lastima que las personas motivo de su presencia no van todos los días, y en su ausencia, la transgresión a la seguridad de la llovizna nos ha llegado por el agua y los malandro atracaron hace 2 jueves en el kilómetro 2, fue un doble atraco, atracaron el bote en sus riberas y atracaron a los caminantes, a quienes les quitaron lo que llevaban, incluso los zapatos y la ropa, lo que obligó a la deserción de muchos asiduos y a planificar rutas alejadas de la orilla, pero aun así el viernes 27 en el kilómetro 4   le quitaron los zapatos a otro amigo.
 
Esto es un atentado a la salud, al guayacitano cada vez se le reduce más el cerco, es peligroso caminar como ejercicios por las calles, son frecuentes los atracos e incluso robo de vehículos en emblemáticos lugares públicos utilizados para caminar y hacer ejercicios, solo nos quedan los parques y los grandes clubes y gimnasios privados, pero es muy bajo el porcentaje que tiene acceso a estos últimos. La inseguridad está promoviendo el sedentarismo bajo la excusa real y valedera de conservar la integridad física y hasta la vida; las enfermedades del corazón y la Diabetes, son un problema de estado y la ineficacia de los poderes del estado en razón de seguridad ciudadana lo que está haciendo es que aumente el número de enfermos y muertes por ello, sin olvidar el estrés y sus consecuencias, los traumas emocionales que produce, tanto en el afectado por la delincuencia, como en los familiares; sin dejar de decir, con mucha tristeza que muchos no han podido contar el cuento. Salvemos a la llovizna.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
·        Muy lejos estoy de perseguir con esto que la gente no valla al parque, quienes me han leído anteriormente saben que soy un defensor de la llovizna, e incluso enfrenté a la mágica historia de la anaconda asesina; ojala y pueda ser leído por alguien que tenga poder de decisión y quiera a Guayana para que ponga los correctivos.
·        No podemos dejarnos vencer fácilmente por quienes pretenden robarnos la libertad y el derecho a la salud y a la vida, tenemos el deber y la obligación con nosotros mismos de ponernos en movimiento por la salud.
·        La mejor forma de defender a nuestro orgullo, al parque la llovizna, es visitarlo, es caminar sus sendas y al mismo tiempo exigir que sea seguro, no nos dejemos sacar por los malandros.
·        Señores encargados de la seguridad ciudadana, la delincuencia, la inseguridad y los altos índices de homicidios y agresiones, es el norte hacia el cual deben dirigir la proa del barco de sus acciones, por ahora tienen un rumbo equivocado. Por el país, es tiempo de rectificar.
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
Llegando al parque, sale un amigo a mi encuentro.
-          Dr. Atracaron esta mañana, a mi me metieron de cabeza en un matorral
-          Que broma chico, ven acá te veo muy nervioso, por favor siéntate
-          Nooooooooooooooo, sentarme noooooo, ni loco
 
Luis Felipe va caminando por el parque, cuando de pronto le sale un malandro del río con una pistola.
-          Dame todos los reales que cargas
-          Se se se señor yo ando caminando no tengo dinero
-          Bueno entonces dame el celular
-          0k señor tranquilo, 0414 37……..
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
 
Hoy habia 36 visitantes (53 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=