DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Para lo más hermoso de la creación; para ti mujer
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
PARA LO MÁS HERMOSO DE LA CREACIÓN
PARA TI MUJER
 
Demasiado grande el paraíso, profundo el silencio en el Edén, el primer hombre rumiando su soledad; que podía sucederle a quien había sido creado a la imagen y semejanza de Dios?, no era suficiente con su gracia?. El diagnóstico del padre fue certero le faltaba compañía, un complemento a su especie, y ese algo tenía que ser especial, como todo lo concebido por la divinidad celestial y retirando una costilla del hombre, esculpió una estrella con forma humana, un ángel sin alas, la primera mujer, a quien llamo Eva, nombre que en hebreo significa “madre de los vivientes” o “dadora de vida”, y esa ha sido desde entonces su misión, dar vida que encierra al amor como instrumento. Dios nos retiró la costilla pero nos dejó los nervios que nos unen, por eso la mujer es imprescindible, es parte de nosotros mismos, quererla es una necesidad fisiológica como el comer, porque alimenta el espíritu, o respirar porque son parte de la  vida misma.
 
La mujer es expresión de amor y sacrificio, tolera estoicamente el castigo que le originó comer y dar a su pareja del fruto prohibido, porque sabe que está cumpliendo de esa forma la orden del creador de “fructificar, multiplicarse, llenar la tierra y gobernarla”; y aunque lo haga con dolor fisiológico, el amor acumulado por nueve meses le sirve de analgésico. Poco a poco esta creando vida, formando sangre de su sangre,  y huesos de sus huesos, no olvida que aunque le digan María, Juana, Lourdes, Nali o como sea, su verdadero nombre seguirá siendo Eva, porque nació para ser madre y dar vida. Es el corazón de nuestra particular Eva el primer sonido que escuchamos,  es el flujo lácteo de sus senos nuestro primer alimento y aunque al nacer nos corten el cordón y nos separen, seguimos conectados de por vida a través de sentimientos heredados y formados a la par que nuestro cuerpo. Es imposible no querer a la mujer que dio la vida.
 
Entramos a las sendas de la vida y comenzamos a crecer y a experimentar nuevos sueños y deseos, pero como hombres al igual que Adán en el paraíso, sentimos la necesidad de la faltante costilla. Se establece la conexión y miramos las estrellas en sus femeninos ojos, en su olor y en su presencia se enciende nuestra máquina hormonal y el sentimiento más bello fluye por su causa. La orden está escrita en nuestros genes, no podemos ser Adán sin Eva. El bello complemento, lo cóncavo que le falta a lo convexo llega a nuestra vida sin pensarlo, es una consecuencia de estar vivo, nacemos sin saberlo como seres necesarios en pareja; y decimos mi mujer, no porque consideremos ser su dueño, sino porque son parte de nuestro propio ser, es como decir mi corazón, mi cerebro. Allí está ese bello ser que una vez me acompañó en el paraíso y que vino a devolverme mi costilla.
 
No se puede concebir la vida sin la natural presencia femenina, son esenciales en cada una de las etapas de la vida, solo cambian de apariencia y situaciones. Decir madre, hermana, esposa e hija es decir mujer, es nuestra obligación respetarlas por igual, amarlas por igual, con sus bemoles por supuesto, todas Evas, mi madre, la madre de mis hijos, la madre de mis nietos. Lo más hermoso de la creación es la mujer, importante en lo social, en lo político, en lo económico, nació para dar amor y es nuestra responsabilidad que lo reciba a cambio. Siempre estará en el camino, en lo bueno y hasta en lo malo. Por tal razón estoy completamente de acuerdo con el final de la canción, “No queda otro camino que adorarlas.”
 
 
PILDORAS DE TU MEDICO
  • Acepto que hable mal de las mujeres quien pueda olvidarse de haber tenido una madre. Ugo Foscolo
  • La mujer es el verdadero principio de continuidad de un pueblo, el arca de sus más preciadas y más profundas tradiciones. Miguel de Unamuno
  • La mujer posee un silencioso lenguaje con su modo de vestir: puede hablar a los sentidos o al alma de quien la observa. Autor desconocido
  • Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer. Domingo Sarmiento
  • Sentir, amar, sufrir y sacrificarse, será siempre el texto de la vida de las mujeres. Honoré de Baizac
  • Una mujer hermosa agrada a la vista, una mujer buena agrada al corazón; la primera es una joya, la segunda un tesoro. Napoleón
  • Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer. Antonio Machado
  • En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces. Gabriel García Márquez
 
 
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
Una señora le dice a su esposo:
- ¡Oye mi amor, cómprame unos zapatos!
Y el señor le responde:
- ¿A cuánto los vendes?
 A lo que la mujer contesta:
- No seas payaso, cómpramelos porque los necesito mucho.
Y el señor contesta:
- Si los necesitas tanto, ¿para qué me los vendes?
 
Aquélla ama de casa tenía tan mal carácter que ninguna muchacha le duraba. La última que tuvo se marchó indignada no sin antes decirle a su patrona que se hallaba en la dulce espera:
- Le deseo que nazca bien el varoncito.
- ¿Y cómo sabe que será niño?, pregunta sorprendida.
- Porque a usted, no hay mujer que la aguante nueve meses.
 
Entra una señora a una zapatería
-         Señor véndame un par de zapatos número 44
-         ¿Para usted señora?
-         Si hijo
-         Pero esos le van a quedar grande, usted debe calzar como 36
- Lo que pasa es que vengo del médico y me dijo, señora usted pronto va a estirar la pata
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
 
Hoy habia 27 visitantes (31 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=