DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - Feliz año la inseguridad es su peor enemigo


 

 DR CARLOS BASANTA


 

 

 

¿FELIZ AÑO?

LA INSEGURIDAD ES SU PEOR ENEMIGO

Es nuestro primer contacto del año y por tradición debería comenzar con desearte un feliz año, pero los recuerdos del año que recién termina y los acontecimientos de los pocos días del que comienza, me hacen tartamudear en el intento, el dejar un poco atrás el silbido de los cohetes, las explosiones de la pólvora y el tintineo del hielo al chocar con los cristales, aclara la nubosidad del momento festivo, apareciendo un nítido cielo de realidades. Las imprentas de los diarios nos describen con negra tinta lo que a veces no queremos ver y al encenderse la luz de la oscura pantalla, la bien escogida figura del ancla del noticiero nos baña con las radiaciones de tristes aconteceres. Según el Observatorio Venezolano de la Violencia, el 2013 terminó con cifras record de homicidios, 24.763 muertes por esa causa, 79 por cada 100.000 habitantes, lo que nos convierte estadísticamente en país más inseguro de America Latina.

 

Recuerdo que al escribir la primera columna del 2013 comencé deseando un feliz año colectivo, pero no bastaron los deseos, la palabra pronunciada con afecto y esperanza, no llegó a las 24.763 personas asesinadas, ni a las personas que hoy portan con dolor el color negro como uniforme de la desgracia, sin embargo esa realidad no era más que percepciones mediáticas desestabilizadoras para los obligados por la constitución a garantizar la seguridad ciudadana, planes con nombres rimbombantes y efectistas, como una medida más pero negando el problema tapizaban titulares de medios propios y extraños, decesos sin rostros, anónimos llantos. Pero al querer repetir la cotidianidad cultural de la expresión de inicio de año, la fatalidad le puso nombre y rostro a  los efectos de la violencia; el asesinato de Mónica Spear y su pareja en presencia de su hija de 5 años también herida de bala, se convirtió en triste evidencia de la realidad hasta ahora oficialmente ignorada.

 

La violencia no es nueva en Venezuela, pero en los últimos tiempos se ha generalizado al extremo de estarse convirtiendo peligrosamente en una endemia, ante la cual parecíamos esperar un número de casos de manera natural los fines de semana. Pero la violencia no solo se expresa en los asesinatos, es corriente la violencia verbal, la conducción de vehículos en forma violenta, la violencia intrafamiliar, la violencia de género donde la víctima no es solo la mujer, el hombre recibe agresión también por parte de la pareja, y a esto debemos añadir, el maltrato infantil y la violencia laboral diferente a la sindical, sin olvidar la violencia política que ha dividido a la familia y polarizado al país. Estamos en presencia de un posicionamiento progresivo de la violencia en Venezuela como un peligroso estilo de vida, con una incidencia y prevalencia comparable con el sedentarismo, el fumar cigarrillo y las dietas no saludables, con una expresión indiscutible en la aparición de enfermedades, aunque la agresión no deje huellas físicas evidentes.

 

El vivir en un ambiente de inseguridad como el nuestro, el comenzar a temblar cuando vamos en un autobús y pensamos en que momento y cual de los pasajeros dirá esto es un atraco, el vivir entre rejas cuando los malandros andan libres, cuando los delincuentes nos marcan la hora, el lugar, el vestido, las prendas y perdemos la libertad de elegir a donde ir y que ponernos se produce una carga emocional crónica con angustias, sobresaltos, el organismo a través de las glándulas en forma natural produce sustancias que nos elevan la tensión Arterial, taquicardia, sensación de ahogo, trastornos gastrointestinales, llevando este estado emocional constante a trastornos de nuestro sistema de defensa, apareciendo enfermedades que en otras circunstancias hubiésemos enfrentado con éxito, el cáncer encuentra la oportunidad para instalarse. Nos volvemos sicológicamente inestables explosivos, agresivos en el trato con las demás personas, el conducir en forma agresiva genera accidentes. Hay un deterioro en nuestra calidad de vida, que repercute en las conductas colectivas creando un círculo vicioso de deterioro con la salud social.

 

PÍLDORAS DE TU MEDICO.

La violencia se puede prevenir y controlar, entre todos los sectores podemos impedir que se convierta en nuestro estilo de vida, todos en un gran acuerdo nacional, donde las instituciones educativas públicas y privadas, la sociedad civil y los organismos gubernamentales, trabajemos en función del rescate y preservación de los valores, tanto en la familia como en el sistema educativo y el resto de la sociedad, interviniendo a la violencia como un problema de Salud Publica. La ciencia conocida como Salud Publica parte del hecho de que la violencia y la inseguridad pueden prevenirse bajo el abordaje de los tres niveles de prevención a la vez, con un equipo intersectorial, multidisciplinario con la participación efectiva de la comunidad y los medios de comunicación, entendiéndose estos como vehículos de expresión e información comunitaria, tanto en el estudio como en el diseño de los planes a llevar a cabo en la detección de los factores de riesgo y su intervención, presencia disuasiva de los cuerpos de seguridad, represión de ser necesario y la rehabilitación conductual para la modificación del comportamiento violento.

 

VACUNA CONTRA EL ESTRÉS

Un transformista en espera de clientes en una esquina es abordado por el echador de broma de Antonio quien le dice:

-       Mira preciosa te quieres ganar 2000 Bs, solo tiene que hacerme una cosa

-       Ayyy claro que siiiiii, dime que tengo que hacerte papi

-       Cómprame una rifa

 

Tan pronto el impaciente recién casado se encuentra con su amada en la habitación del hotel, con desesperación comienza a despojarse de su ropa, diciendo:                                                                                                                                          - - - - Ahora si mi amor, ¡te voy a hacer lo que nadie te ha hecho!                                                                                                                                        La novia asustada comienza a gritar y a correr por la habitación diciendo:                                  -¡No me mates, no me mates

 

 

Hasta nuestro próximo contacto.

*Medico. Magíster en Salud Pública.

E. mail basantac@cantv.net

Web: www.drcarlosbasanta.es.tl

 

Twitter: @drcarlosbasanta

 

Hoy habia 43 visitantes (91 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=