DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - La depresion más que una enfermedad individual es un problema de familia
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
LA DEPRESION
MÁS QUE UNA ENFERMEDAD INDIVIDUAL
ES UN PROBLEMA DE LA FAMILIA
 
Con mucha frecuencia; con demasiada, diría yo, nos encontramos los médicos sentados frente a una persona con una multiplicidad de síntomas, a la cual solo le falta por decir que le duele el pelo, los hombros caídos, y a su lado, el familiar con cara de fastidio y estrés con una expresión en el rostro en la cual leemos con claridad, un, que bolas doctor; “cuando no está presa la andan buscando”. Algo está pasando en la persona que es el paciente, más allá de los dolores que señala, y de la convicción de la pareja de su condición de jodedora; algo nos dice que debemos estar solos con quien requiere la ayuda, y al hacer salir al acompañante y retomar el interrogatorio, indagando en su vida familiar y en su entorno, obtenemos un caudal de lagrimas represadas por la incomprensión, la aseveración de querer salir corriendo en ocasiones y problemas del sueño. No soy Psiquiatra, pero es evidente que existe un trastorno emocional, que debe ser investigado y derivado correctamente para un adecuado tratamiento.
 
Los sentimientos de Depresión, son aceptados como sinónimos de sentirse triste, decaído, melancólico, infeliz; la mayoría de las personas nos sentimos de esa manera en ocasiones por corto tiempo, pero cuando estos sentimientos de tristeza, ira, frustración, melancolía interfieren con nuestra vida diaria por un periodo de tiempo prolongado, estamos ante un trastorno depresivo, la baja autoestima está frecuentemente asociada a la depresión, al igual que los arrebatos de ira y falta de placer en actividades que normalmente hacen feliz a la persona, problemas con el sueño, ansiedad, e incluso pérdida del interés sexual, causante de muchos problemas de pareja, se rompe la armonía familiar, la incomprensión producto de la ignorancia del entorno y del mismo paciente sobre la enfermedad que sufre enturbia el ambiente del hogar, estamos ante una enfermedad de la familia, en cuyo tratamiento deben participar todos los miembros.
 
La Depresión es una enfermedad como la Diabetes o la Artritis y no solo una sensación de tristeza o desanimo, es una enfermedad que progresa cada día afectando al individuo totalmente, no es culpa de la persona que la padece, no debemos catalogarlo como débil de carácter ni de personalidad, es una enfermedad muy frecuente y que puede afectar a cualquier persona, aproximadamente 5 de cada 100 personas sufren de Depresión y es el doble más frecuente en mujeres que en hombres. Puede ser originada por muchas causas, como la herencia, enfermedades, ciertos medicamentos, abuso de drogas o alcohol y otros trastornos psiquiátricos; la pérdida de un familiar, el abandono de la pareja, o ser cesado en trabajo puede desencadenarla; pero en ocasiones puede presentarse sin causa aparente y en momentos en que nuestra vida transcurre sin problemas aparentes.
 
La persona que padece de Depresión tiene síntomas característicos que lo afectan por un periodo de por lo menos 2 semanas, sentirse triste, decaído, pérdida del interés por las cosas que antes disfrutaba, asociado a baja autoestima, trastornos del sueño, dolor de cabeza, dolores generalizados, problemas digestivos y en la esfera sexual, ansiedad y en casos severos pensamiento de muerte y suicidio. El diagnostico y el tratamiento especializado debe ser precoz, porque mientras más tiempo pase sin tratamiento, es más difícil superarla. Pero la terapia no es solo medicamento, implica la participación de su entorno familiar, porque la conducta del entorno puede ocasionar daños colaterales, e incluso agravar la situación. Un paciente con preocupaciones excesivas, hipersensible, que requiere ayuda y se siente rechazado, o que la familia reacciona con rabia ante su comportamiento seguirá aumentando su trastorno emotivo, con consecuencias impredecibles.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
Son muchos los estudios que evidencian la importancia del apoyo familiar y de los amigos en la recuperación; de allí que lo primero que debe hacer el entorno es informarse sobre la enfermedad, y aceptarla, para ponerse en el lugar de la persona con el problema; la pareja y los más cercanos deben convertirse en un aliado del médico, en cuanto a las citas, el horario y la toma de medicamentos; el conocimiento de la situación disminuye la disfunción familiar, al comprender la conducta como un síntoma y no como una agresión, ante la cual hay que defenderse. Es compleja la convivencia con un paciente con esta situación, sentimientos de sobreprotección, frustración y críticas pueden formar parte de ellas, de allí la importancia de considerar la depresión como una enfermedad, tan real e incapacitante como un problema del corazón o de los pulmones. la depresión puede ser manejada cuando los miembros de la familia trabajan juntos.
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
-       Épale gocho y que estás enfermo, no has ido al médico?
-       Si pero no he podido hacer el tratamiento completo
-       Y eso porque?
-       Es que el doctor me dijo que me tomara 3 muestras de orina, pero solo me he podido tomar 2; es que eso es muy amargo.
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
Twitter: @drcarlosbasanta
 
 
 
Hoy habia 32 visitantes (242 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=