DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Sabado 12 de mayo, día del médico sanitarista, entre pasado de gloria y presente confuso
 
 
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
SABADO 12 DE MAYO
DIA DEL MEDICO SANITARISTA
ENTRE PASADO DE GLORIA
Y UN PRESENTE CONFUSO
 
La visión que el común de la gente tiene del médico, es la de un individuo de bata blanca con un estetoscopio en el cuello examinando a una persona en particular; una relación estrecha médico paciente, cuyo objetivo es la cura de la enfermedad; esa percepción dibuja muy bien al médico clínico, y sus especialidades como cirugía, medicina interna, traumatología, ginecología pediatría, etc.  Sin embargo en la práctica médica existe otra vertiente sumamente importante, cuyo carácter es casi exclusivamente preventivo, aunque en un solo médico pueden coexistir las dos vertientes, Este preventologo es conocido como médico Sanitarista, higienista o sanitario como se les llama en España; término, este último no muy de mi agrado, por su interpretación venezolana de “sala de baño” y que responde a una especialidad con postgrado universitario, cuyo paciente es la comunidad, con una visión social de la medicina y con la preparación técnica y científica para enfrentar aquellos determinantes de la salud que en el ambiente geográfico y social inciden en la aparición de enfermedades; además de expertos en el manejo de la administración de los servicios. Son los médicos de salud Pública, cuya efeméride Nacional se celebra este año el sábado 12 de Mayo.
 
El día del médico Sanitarista se celebra el 12 de Mayo, día del nacimiento de un insigne médico venezolano, quien a pesar de haber iniciado su carrera como clínico, orientó su preparación ulterior hacia la salud pública, logrando un doctorado y una vasta experiencia que le llevó a ocupar importantes cargos como el de Director de la OPS – OMS en Washington a nivel internacional y Ministro de Sanidad en nuestro país, fue el precursor de la Medicina Comunitaria en Venezuela y formador de recursos en Salud Pública con la implementación de los postgrados “Curso Medio en Salud Pública”. Para los médicos Sanitarista, la historia de la medicina en Venezuela no comienza en 1989; orgullosos estamos de nuestros héroes de Salud Publica, quienes lograron con la implementación de los programas de saneamiento ambiental y la exitosa lucha contra las enfermedades endémicas, la campañas contra la malaria, la tuberculosis, lepra, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual y la enfermedad de Chagas que diezmaban a la población, una gigantesca transformación sanitaria en Venezuela,  avanzando sostenida y considerablemente en los cuidados de la madre el niño, la desnutrición proteico-calórica, la calidad de la vivienda y de los servicios básicos,  en esa verdadera revolución de Salud que significó la creación del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social en 1936.
 
La verdadera revolución sanitaria, y no me cansare de decirlo, comenzó el 1 de marzo de 1936, iniciando el gobierno del General Eleazar López Contreras, con la creación del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, a partir de allí, gracias al esfuerzo de un equipo y a figuras como Tejeras, Gabaldón, Baldó, Oropeza, Convit, entre otros, se logró el control de enfermedades que estaban acabando con la población venezolana, el Paludismo, la Tuberculosis sucumbieron al esfuerzo sanitario. La evolución del sistema de salud del país entró en proceso de desarrollo se diseminaron ambulatorios por todo el territorio, (muchos de ellos dejados al abandono por el actual gobierno) se abrieron nuevas facultades de medicina donde el norte estaba dirigido hacia la calidad y excelencia; de los postgrado de salud pública comenzaron a surgir gerentes médicos con alta sensibilidad social y con algunos altibajos entramos al camino en 1978 de la estrategia de atención primaria, comenzando posteriormente un proceso de descentralización, con fallas pero perfectible, que llevó al 1998 indicadores sanitarios de progreso, entre ellos una expectativa de vida al nacer de 72.2 años. El camino era lento pero seguro, las alianzas intersectoriales entre las universidades y el ministerio así lo aseguraban.
 
El sistema de Salud venezolano comenzó a maquillarse en 1999, al ser fusionado con el ministerio de la familia y cambiar de nombre el ente oficial regulador a Ministerio de Salud y Desarrollo Social, hasta llegar al actual nombre,  en un largo recorrido de 10 años y un gran costo económico en cambio de formato y papelería, Ministerio del Poder Popular para la Salud y protección Social. Pero el disfraz no fue solo nominal, el sanitarismo fue sustituido por el servilismo y la lealtad al poder más alto. Dejó de ser importante lo técnico y lo militar remplazó a lo médico; Jesús mantilla, Carlos Rotandoro Luis Reyes Reyes, experto piloto de avión F16, hasta llegar a María Eugenia Sader, pediatra y Coronel de Aviación, para quien la radioterapia es como agarrar sol en un día de playa Sin embargo la constitución de 1999 le dio una esperanza de cambio real al sistema de salud en su artículo 84 que “para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad. Demasiado bueno para ser verdad y el propio jefe se encargó de ponerle el antifaz el mes de Septiembre del 2008, con la orden expresa Se acabó la descentralización de la salud, se centraliza todo en un solo sistema nacional de salud”.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
Un sistema único nacional de salud es una necesidad, debió haberse implementado desde hace mucho tiempo, es cierto que la multiplicidad de entes dispensadores de salud aumenta la burocracia, dispersa recurso y esfuerzo y es evidente que este sistema ha fracasado y ya no tiene razón de ser. El estado está obligado a ejercer la rectoría en salud, pero cada entidad geográfica y cada comunidad es una realidad distinta, la ejecución operativa y administrativa en salud debe responder a esas realidades, razón por la cual no puede manejarse a distancia desde un nivel central, la única garantía de funcionamiento es la Descentralización administrativa.Se habla de atención primaria y se construyen salas de rehabilitación, y no es malo que se hagan, pero la doctrina sanitarista lo que trata es de evitar que alguien necesite ser rehabilitado, en estos momentos estamos transitando el camino opuesto; se está considerando un triunfo en salud el hecho de una gran cantidad de consultas realizadas por barrio adentro, lo ideal sería que menos gente se enfermera, y los sanitaristas insistimos en ello.
    VACUNA CONTRA EL ESTRÉS  
Llega un individuo al consultorio del Psicólogo
- Dr. Tengo un gran problema de personalidad, ¿Cree que me puede ayudar?
- Claro, señor con varias sesiones de terapia eso se resuelve, todo eso le saldrá por 20 millones de Bolívares
- Caramba doctor, es mi problema el que vengo a resolver, no el suyo.
 
Una mujer le dice a su esposo:
-Hoy me tope con un hombre tan malcriado, que apenas me vio, comenzó a
insultarme, usando palabras muy feas-
-¿Donde conociste a ese hombre?- le pregunto su esposo.
-En la calle después de que lo atropelle con el auto
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
Twitter: @drcarlosbasanta
 
 
Hoy habia 32 visitantes (290 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=