DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - DIABETICO MANEJANDO Y ACCIDENTES DE TRANSITO

 

 
 

 

DR CARLOS BASANTA.*
 
DIABETICO MANEJANDO
Y
ACCIDENTES DE TRANSITO
 
Los accidentes de transito se han convertido en un constante y sangriento adorno de las páginas de sucesos de los diarios, no hace falta analizar estadísticas ni ser especialista en salud para comprender que los accidentes de transito se han convertido en un problema de salud pública, según informes del cuerpo técnico de vigilancia de Transito y Transporte Terrestre de mediados del 2008, 5 venezolanos mueren cada hora a consecuencia de accidentes de transito, es decir 120 personas diarias. Revisando el último Anuario de Mortalidad publicado por el Ministerio del Poder Popular par la Salud y que corresponde al año 2006, encontramos que los accidentes automovilísticos son la quinta causa de muerte en el país, además de ser la primera causa de entrada a rehabilitación sobre todo en personas jóvenes; la gran mayoría de las veces asociamos los accidentes de transito a la imprudencia y al alcohol y en función de eso ya escribí en una oportunidad en esta misma columna que los accidentes de transito eran un problema de conducta y lo es en gran medida, pero es prudente que miremos mucho más allá y analicemos otras causas, a las cuales no les hemos parado mucho y que representan un verdadero riesgo como son las enfermedades preexistentes.
 
Cuando hablamos de enfermedades preexistentes con relación a los accidentes de transito, nos referimos a ciertas patologías que aumentan el riesgo de accidentes, bien sea por acción de la misma enfermedad, o a consecuencia de sus complicaciones; hoy nos vamos a referir a una sola de ellas, a la Diabetes y su comprobada relación como factor de riesgo de los accidentes automovilísticos. En nuestro país, aunque no existe un estudio serio a nivel nacional sobre la Prevalencia, el índice que nos relaciona la totalidad de los casos de Diabetes, se estima que esta se encuentra alrededor del 6% al 8% de los venezolanos, lo que es lo mismo, entre 6 a 8 de cada 100 personas son diabéticos, siendo esta enfermedad la sexta causa de muerte en nuestro país. Por su carácter invalidante, la Diabetes Mellitus es considerada en muchos países como causal discriminatoria para la obtención del permiso para conducir vehículo, sin embargo en el nuestro, la certificación medica para conducir no incluye el descarte de dicha enfermedad; Cabría preguntarnos si la Diabetes debería ser una causa para negar el permiso de conducir?. En lo particular mi respuesta es no; peeeeero!!!!!!.
 
Definitivamente los diabéticos bien controlados, con una buena educación diabetológica, no representan un riesgo diferente a la persona no diabética, en la génesis de los accidentes de transito, no obstante sabemos que solo el 20% de estos pacientes logran su control glicémico y que generalmente acuden al médico en forma tardía y ya con alguna complicación. El riesgo del diabético al volante tanto para el, como para los demás viene dado por las complicaciones agudas principalmente, tanto en la hiperglicemia o azúcar alta que puede generar en un coma cetoacidótico, como en la hipoglicemia o azúcar baja cuyas manifestaciones neurológica que incluyen el coma, se presentan con mayor frecuencia que la anterior, cobrando su mayor relevancia en aquellos pacientes con insulinoterapia independientemente del tipo de Diabetes, aunque también puede ocurrir en pacientes con hipoglicemiantes orales. Dentro de las complicaciones crónicas de la diabetes asociadas a un alto riesgo en la conducción de vehículos, se debe tomar muy en cuenta las Neuropatías y las complicaciones visuales.
 
El mayor riesgo del Diabético para sufrir un accidente de transito es debido a la hipoglicemia como consecuencia de no lograr un equilibrio entre la ingesta de alimentos, y el tratamiento, sobre manera con insulina, pero también puede suceder con los antidiabéticos orales; por otro lado la prescripción médica de dosis muy altas y la falta de ajustes frecuentes y la no monitorización de la glicemia por parte del paciente contribuye a que se produzcan esas bajas de azúcar en la sangre que puede dar lugar a mareos, desorientación, falta de concentración, trastornos de la coordinación y hasta pérdida de conciencia y todo ello ocurrir estando al mando de un vehículo, con las consecuencias que nos podemos imaginar. Otro factor que aumenta el riesgo en paciente diabético es el consumo de alcohol, ya de por si un peligro en las personas sin diabetes, a ellos le tenemos que sumar que el alcohol además de disminuir por si mismo los niveles de azúcar, dificulta también el reconocimiento por parte del diabético de los síntomas de hipoglicemia.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
Para que un diabético pueda ser considerado apto para conducir vehículo debe conocer bien la enfermedad, los efectos secundarios de los medicamentos que utiliza y saber reconocer el más mínimo síntoma de hipoglicemia, pero sobre manera debe ser responsable en el manejo de su enfermedad y evitar las situaciones que puedan generar complicaciones agudas de la Diabetes. Para prevenir los accidentes de transito que se pueda ocasionar por una baja de azúcar, el diabético debe comprobar siempre su glicemia capilar antes de conducir, si ha tenido varias horas sin comer y el trayecto que ha de conducir es demasiado largo, y para ello su médico debe darle a conocer los intervalos en los cuales debe tener la glicemia capilar, para lo cual se hace imprescindible el contar con un glucómetro capilar. Es prudente que lleve siempre consigo alimentos y/o bebidas ricas en azúcar o una ampolla de Glucagon  bajo orientación médica y llevar consigo un documento o un carnet donde se señale la Diabetes, el tipo de medicamento que utiliza y como actuar en caso de hipoglicemia y si viaja acompañado, ponga al tanto a sus acompañantes de todas estas medidas de acuerdo a lo previamente explicado por su médico.
 
 
    VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
·        Una niña en oración:                                                                                                                                             Señor Papa Dios, no te voy a pedir nada para mi, mi maestra dice que hay que pensar en los mas necesitados, te pido por caridad que le consigas una ropita a esas pobres mujeres que están en la computadora de mi papa.
 
  • José llega a su casa a las 6 de la mañana después de una noche de Farra y encuentra a su esposa en la puerta con una A………mayúscula que le dice:                                                                                                                                                                        - Porque llegas a esta hora, tenemos que ir ya para donde mi mama que me acaba de llamar                                                                                                                                            - Pero mujer eso queda como a 2 horas y yo tengo mucho sueño                                                                                                                                                            - No se, nos vamos ya te dije                                                                                               A José no le queda otro remedio que coger carretera con el sueño y ratón que cargaba. Cuando iba por la carretera observa debajo del cojín un zapato rojo, ¡Ay dios mío que no lo vea y empieza a tratar de alcanzarlo con el pie                                                                                                                                                               - Que te pasa le pregunta la mujer de mal humor                                                                      - Nada que tengo un calambre y sigue intentando alcanzar el zapato hasta que lo logra, lo agarra con sumo cuidado, abre la puerta y zuas, bota el zapato, uy que alivio, de lo que me salve, se dice para si.                                                                                 - Porque abriste la puerta, te vas a tirar? le pregunta la mujer                                              - No chica estaba mal cerrada                                                                                          Llegan a la casa de la suegra y se baja la mujer mirando para todos lados                        - ¿Y mi zapato rojo?.
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
Hoy habia 28 visitantes (43 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=