DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Para un Carnaval saludable, disfrázate de prudente

. DR  CARLOS BASANTA.*

 

PARA UN CARNAVAL SALUDABLE

DISFRÁZATE DE PRUDENTE

 

Estamos exactamente a una semana del Carnaval, lunes 12 y martes 13 de Febrero, lo cual sin lugar a dudas se empata con el fin de semana, sin contar los que incluyen el viernes dentro de la celebración resultando entonces en 4 o 5 días de asueto, el primero del año. El Carnaval se remonta en la historia al antiguo Egipto desde hace más de 5000 años, con su mayor auge en el imperio Romano cuya celebración se realizaba en honor al dios Baco, el dios del vino; de donde proviene la palabra “Bacanal”, la cual por cierto según el diccionario de la real academia significa orgía con mucho desorden y tumulto. Sin embargo una fiesta considerada pagana tiene también su connotación  religiosa; el carnaval precede al miércoles de ceniza donde comienza la cuaresma y la palabra carnaval proviene del latín “Carnelevarium” cuyo significado es quitar la carne, atendiendo a la prohibición de comer carne durante los cuarenta días que dura la cuaresma de acuerdo al calendario cristiano. En Venezuela el carnaval significa gran movilización de personas por carreteras y desenfrenos en muchos sentidos, que generan accidentes y tragedias, es época de viajes, bailes, caña y disfraces. Celebra tus carnavales en forma saludable, disfrázate de prudente.

 

 En los carnavales el disfraz de moda es el exceso, la imprudencia es el antifaz que cubre nuestro rostro, el irrespeto es nuestro traje de súper héroe, el espíritu del Dios Baco nos posee y nos desinhibe, e interiorizamos la adquisición de poderes que nos hacen incansables, sin sueño, un tanque sin fondo para el alcohol, nos reímos de los riesgos y sentimos que nuestras enfermedades previas no existen, las volvemos invisibles, disfrazamos a la Diabetes, a la Hipertensión a las enfermedades del corazón, lo que no mata engorda, comete esa vaina, después nos tomamos los remedios y una sal de fruta, no seas pendejo, vas a pelar ese boche, ahora es que el cuerpo aguanta. Después de los carnavales sigue la vida y tu participación en ella es necesaria, tenemos que seguir disfrutando de los hijos, de la pareja de los amigos y ellos a su vez quieren seguir teniendo el derecho de disfrutarnos, no limitemos ni les quitemos ese derecho.

 

Disfrutemos el carnaval, con algunas precauciones por supuesto fáciles de cumplir si nos queremos a nosotros mismos. Prepara tu viaje con antelación, lo que significa una revisión previa de tu vehículo, cauchos, frenos fluidos, cinturón de seguridad, entonación de motor, y una buena ración de paciencia alcohólica que asegure un transitar y destino seguro. Si eres de los que juegan carnaval con agua, hazlo con tus amigos y familiares, no involucres a terceros sin autorización, ya que podría traer como resultado una respuesta violenta impredecible en estos tiempos, no utilices sustancias toxicas, practica estos juegos en recintos cerrados y no en la calle, son frecuentes los arrollamientos al tratar de huir para evitar ser mojados. Carnaval es alegría, es fiesta es diversión, no lo conviertas en llantos lutos y tristezas, no depende del gobierno, ni de los operativos, depende de ti, depende de nosotros.

 

Soy Diabético, que debo hacer si quiero viajar en Carnaval? La Diabetes no supone un impedimento para viajar y no debe afectar, ni la fecha, ni el destino, ni la duración del viaje, es necesario que consultes previamente al médico los posibles cambios dietéticos y del tratamiento que pueden resultar necesarios durante el viaje, debes estar atento al contenido de azúcar de las comidas no habituales que desees probar, evita cualquier comida que pueda ser riesgo de intoxicación o Diarreas. Calcula todo lo que vas a necesitar durante el viaje y llévalo en un bolso a la mano    (medicamentos, jeringas, Insulina, Glucómetro y Tiras Reactivas ), además de algo que te identifique como Diabético, debes llevar una cantidad suficiente de azúcar por si llegas a presentar hipoglicemia, repasa los síntomas de la misma, y continua con las indicaciones de tu médico, tus acompañantes deben estar enterados de tu enfermedad, tú debes decidir la ayuda que quieras recibir de ellos y la frecuencia con la que deben preocuparse  por tu diabetes.

 

PILDORAS DE TU MEDICO

 

·        En los carnavales se aumentan los riesgos de trastornos gastrointestinales, no solamente por la ingesta exagerada de alcohol que puede producir una gastritis o una ulcera gástrica o duodenal, sino que es temporada de aumento de ventas y consumo de comidas ambulantes sin el más mínimo control sanitario, restaurantes de carreteras sin supervisión, en los sitios de desfiles de comparsas, de seguro están disfrazadas en esas fritangas, las Salmonellas, las amibas, y otros parásitos y bacterias que pueden aguarte las fiestas.

·        Durante los días de Carnaval, los venezolanos acostumbran a relajarse en las playas del país. Muchos regresan bronceados, otros con insolación y con la piel maltratada debido a la exposición durante mucho tiempo al sol, por lo cual debes aplicarte y aplicar a los niños protector solar con un FPS (factor de protección solar) adecuado, siendo este necesario de más alto índice en niños.

·        Es importante el uso de sandalias o zapatos playeros, son muy frecuentes las heridas por vidrios en la arena.

·        Si eres diabético y necesita medirte la glicemia, debes cuidar tu glucómetro evita mojarlo, o que le entre arena  de la playa, las cintas reactivas no pueden exponerse al calor excesivo, por lo cual no se pueden dejar en el baúl del vehículo, ni fuera de su frasco porque corren el riesgo de dañarse por la humedad.

·        Cuando regreses, extrema los cuidados, elige un día antes o después del regreso general. CUIDATE.

 

 

 

VACUNA CONTRA EL ESTRÉS

 

En Carnaval se encuentran 2 amigos

-       Francisco, que horrible mascara cargas puesta

-       Alexander yo no cargo puesta ninguna máscara

-       Tu no cargas puesta una máscara?,  cara….……; entonces cómprate una.

 

Se fue la luz para variar por mi casa y me vi obligado a comprar comida china, llego al restaurant con uno de mis hijo, hago el pedido y en la espera Carlitos me pide refresco, le hago señas al Chino y le digo.

-       Por favor déme una Coca Cola

-       Flescolita no hay – me responde el Chino

-       Por favor déme una Coca Cola repito, tal ves no escuchó bien, pensé

-       Flescolita no Hay – volvió a repetir el Chino

Mamador de gallo el Chinito pensé y un poco enojado dije poniendo énfasis

-       Chino te pedí una Co….  Ca…….Co…..la, eso dije

 A lo que el chino me responde

- y yo le he dicho 2 veces que flesco  Aholita  no  hay.

 

Hasta nuestro próximo contacto.

*Medico. Magíster en Salud Pública.

E. mail basantac@cantv.net

www.drcarlosbasanta.es.tl

Twitter: @drcarlosbasanta

 

 

 

 

Hoy habia 29 visitantes (84 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=