DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Venezuela, pais enfermo que todos juntos podemos curar
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
VENEZUELA, PAÍS ENFERMO
QUE TODOS JUNTOS PODEMOS CURAR
Recientemente he recibido algunos correos electrónicos con mensajes de desesperanza, los cuales, palabras más o palabras menos indican que se ha perdido un país, refiriéndose a Venezuela y solicitan ayuda para encontrarlo; esta percepción a mi parecer, aunque pudiera entenderse como una expresión de protesta, no es saludable, la existencia de lo perdido depende del hecho de que se encuentre o no. Venezuela está aquí, aunque han cambiado muchas cosas y no está como queremos, aun seguimos en ella; tenemos un país enfermo,  no ha muerto, toda enfermedad es curable, sobre todo si esa enfermedad es social en su génesis. Como médico, graduado tras muchos sacrificios en una Universidad Venezolana, de lo cual me siento orgulloso, aprendí que en medicina las soluciones se obtienen actuando sobre las causas y no sobre las consecuencias, los signos y síntomas, aunque debemos tratarlos; es nuestro deber analizarlos en su esencia para descubrir su origen, hacer un diagnóstico y poner un tratamiento. Venezuela es un país enfermo, cuya medicina está en la conciencia de cada uno de los venezolanos.
 
Venezuela está enferma y sus síntomas son graves, uno de ellos es la violencia y la inseguridad. En Ciudad Guayana, según reporte de prensa, 14 personas fueron asesinadas entre las 5 de la tarde del día viernes 22 de enero y las 10 de la mañana del sábado 23; casi 2 muertos por hora, en una población que no llega a un millón de habitantes; en Caracas el fin de semana, al cual le quedaban doce horas al momento de escribir esta columna ya se registraban 27 muertes en forma violenta. CECODAP, una ONG especializada en la infancia nos dice en su informe anual, que desde Octubre del 2008 a Septiembre del 2009, la prensa reseñó 3231 casos de agresiones a niños y adolescentes, aproximadamente 9 casos cada día, muriendo 710 niños y adolescentes, lo que traduce 2 niños muertos cada 24 horas por la violencia, nos están matando el futuro esos herodes del siglo XXI. Los venezolanos aunque un pueblo libertario, para lo cual tuvo que librar muchas batallas, es un pueblo pacífico, a veces demasiado diría yo. La violencia nos ha hecho perder nuestra libertad individual y colectiva; cada día es mayor el número de urbanizaciones cerradas, a expensa de la violación del libre transito y aumento, aunque inconsciente de la segregación y discriminación al extraño, bajo el pretexto real de la inseguridad, nuestras ventanas y puertas semejan cárceles de máxima seguridad.
 
Tenemos una herida profunda en nuestra célula fundamental que es la familia, el flagelo de la división por motivos políticos ha hecho reencarnar a Caín y Abel entre hermanos, jamás habían existido cárcavas tan anchas y profundas entre pobres y ricos y entre blancos y negros, nos transformaron en fanáticos de 2 equipos que mal llamaron en función de sus intereses como Chavistas y Escuálidos, que llevó a la exclusión a casi 5 millones de venezolanos, muchos han perdido su trabajo por esta etiqueta; hitlerianas listas marcan el destino educativo y profesional de los hijos de Bolívar, y en su defecto la mediocridad ha sustituido a la meritrocracia. Las empresas estratégicas incluyendo a PDVSA, corazón económico del país están en bancarrota. No obstante haber tenido el decenio de mayores ingresos de la historia, cada día estamos más endeudados. y con pocas esperanzas de recuperación, así aumenten los precios petroleros, porque se ha estado vendiendo petróleo a futuros con precios actuales.
 
El germen del totalitarismo estatizante ha puesto en jaque a la propiedad privada, la introducción de modelos paralelos de atención en salud parasitando a expensas del presupuesto del Ministerio de la Salud han llevado al abandono a los ambulatorios del sistema tradicional sanitario. La amenaza de la formación del hombre nuevo  partiendo de la ideologización en las aulas de clases, con el objeto de perpetuar la clase política dominante en el poder, lesiona la libertad de cátedra, e incluso de credo. La implantación de los consejos de fábricas en sustitución de los sindicatos hecha por tierra más de 40 años de luchas obreras; la mordaza para imponer el silencio con leyes acomodaticias a los intereses del poder, que ha llevado al cierre de medios, acoso a periodistas y editores, para imponer una hegemonía comunicacional con el fin de monopolizar la información y para colmo están a la orden del día los racionamiento de servicios tan básico como el agua y electricidad, bajo la excusa del fenómeno del niño, lo cual ocurrió en el año 2001 con mayor intensidad y no hubo racionamiento. Estos son algunos síntomas que nos confirman el diagnóstico de un país enfermo.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
No hay duda, Venezuela es un país enfermo, el diagnóstico está claro y las causas de la enfermedad más que evidentes sin embargo, es bueno que recordemos la importancia que como agente causal tiene el querer imponer un modelo político-económico fracasado en la historia y totalmente alejado de nuestra idiosincrasia, igualmente la concentración total del poder en una sola persona con la sumisión de los otros poderes del estado a sus designios, lo cual conlleva a una falta de control y a la generación de una sola idea con múltiples ejecutores automáticos.
 
Venezuela tiene solución, todos sus males son curables y prevenibles pero necesita el concurso de todos, incluyendo a todos los afectos a los actuales ejecutores de las erróneas políticas. La medicina está en la constitución, en ella existen mecanismos para revertir las causas. La presión popular puede salvar al país, en septiembre hay una buena oportunidad. Unidad entre hermanos, entre vecinos y conciudadanos que piensen distintos.
 
Probablemente estarás pensando que he dado un vuelco radical a la línea editorial de la columna y que me he salido del tema de salud; te respondo que soy sanitarista y mi mayor responsabilidad es la salud colectiva. La OMS define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
Una señora bien dotada con unas lolas extra grande, amamantaba a su niño, un borracho se queda mirando la escena y los pechos tan grande de la mujer y le dice
-Perdone señora... ¿ ese niño chupa o sopla?.
Un tipo se compra una moto de alta cilindrada y va donde un amigo que es gago a enseñársela:
-          Oye gago que te parece la moto
-          Fi fi fi fina chi chi chi chico
-          Que te parece si damos una vuelta
-          Sssssssssi, si si va
-          Espérame aquí voy a buscar a Javier para que vaya con nosotros y vuelvo
Regresa con Javier, montan al gago en el medio y arrancan a toda velocidad; cuando van a 100 Km/h el gago comienza a carcajear.
-          Ja ja ja ja ja ja ja
El conductor se dice para si, de que se ríe este gago? y aumenta la velocidad a 140 km/h, continuando el gago
-          Ja ja ja ja ja ja ja ja
-          Bueno chico que es lo que te pasa, de que te ríes?
-          Ja ja ja ja ja ja ja javier se se se Cayó.
(Enviado por Antonio Torras.)
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
 
Hoy habia 39 visitantes (87 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=