DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - Las consultas de salud por Internet, entre lo bueno y lo malo
DR CARLOS BASANTA.*
 
 
LAS CONSULTAS DE SALUD EN INTERNET
ENTRE LO BUENO Y LO MALO
 
Ha sido gigantesco el salto tecnológico que representó la aparición del Internet, constituyéndose en el verdadero instrumento de la globalización, la súper autopista de la información nos ha puesto todo a la mano, su influencia en las ciencia es innegable, sobre todo en la ciencia médica, al grado que cirujanos del primer mundo utilizando la robótica operan a distancia en tiempo real a través del Internet. En mis tiempos de estudiante de pregrado obtener una información actualizada representaba un periplo, y cuando te llegaba el material ya era obsoleto, hoy obtenemos los últimos adelantos a la distancia de un click de ratón en innumerables sitios de instituciones científicas y universidades, una basta información de temas de salud, no solo para médicos, cualquier persona puede accesar y obtener de muchos sitios el tema de salud de su interés, pero lamentablemente en la web no todo lo que brilla es oro, y si bien es cierto que a los médicos nos conviene para su bien un paciente informado, no es menos cierto que el exceso informativo, la poca calidad de algunos sitios entre otros factores, puede convertir a este extraordinario recurso en un riesgo para la salud física y mental de las personas.
 
Cada día es mayor el número de personas que navegan en Internet en busca de información de salud, al extremo de buscar diagnostico a su dolencias colocando los síntomas y solicitando tratamiento, lo han convertido en doctor Internet, lo cual no es lo mismo que contactar a un medico en la red y a través de esa interacción interpersonal a distancia poder tratar su enfermedad, lo cual es válido; lo otro ha llevado a acuñar el término de “CIBERCONDRIACO”, para designar a las personas que en forma habitualmente obsesiva acuden a la web como alternativa médica; según una encuesta realizada por la consultora Harris Interactive, solo en Estados Unidos existen 160 millones de Cibercondriacos, señalando además la misma investigación que el 86% de los encuestados confiaba en la información obtenida. Otra encuesta realizada en España por la empresa Ogilvy y el buscador Google en los consultantes de salud por Internet, arrojó algunos resultados que llaman la atención y entre ellos señala que el 20% de los entrevistados asegura que cambiaría la medicación prescrita por su médico si una página web se lo recomienda, cuestionando el 25% de los mismos los criterios del médico tratante a partir de lo encontrado en Internet.
 
Definitivamente el Internet ha revolucionado a la relación médico paciente, yo en lo particular no objeto la búsqueda de información de salud por Internet e incluso lo recomiendo como instrumento para la educación en salud, pilar fundamental en la prevención y fomento de la misma, pero de igual manera debo alertar sobre los riesgos de la automedicación inducida por algunos sitios de la red y a la venta indiscriminada de medicamentos por Internet, sin la debida garantía de origen, muchos de ellos falsificados, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud a considerarlo como un problema de salud publica por el peligro que representa para los pacientes. Sin embargo el hecho de saber que los pacientes llegan a la consulta con conocimientos previos sobre sus síntomas, y que posterior a la misma puede contrastar nuestras opiniones con las aparecidas en la web, nos debe obligar a la actualización constante y eso no es malo ni para el médico ni para el paciente, nuestra responsabilidad en ese sentido es orientar esa búsqueda señalándole la carencia de controles de calidad de la información en Internet y darle algunas herramientas para que acuda a sitios de información de salud confiables.
 
El conocimiento es fundamental para el cuidado de la salud y teniendo el cuidado de no convertirnos en Cibercondriacos tenemos la responsabilidad con nosotros mismos de informarnos pero debemos tener mucho cuidado con la fuente que escojamos en Internet, cualquier persona puede colocar información en la red sin control alguno, para vender un producto pescando incauto, para perjudicar a alguna marca de medicamentos en particular, sin descartar motivos criminales; por tal razón es importante buscar otras opiniones con respecto a la información obtenida, con su médico o en la misma red, verificando al autor de la nota, su curriculum, si está actualizada, si está basada en estudios científicos y si los mismos fueron hechos por instituciones serias. Para que una información medica sea confiable debe ser dada por profesionales capacitado y reconocido del área, y acompañada de evidencias científicas, debe estar acompañada de direcciones de contacto, además de link de informaciones relacionadas y sobre manera utilizar el sentido común para diferenciar una información científica de una propaganda comercial.
 
PILDORAS DE TU MEDICO.
 
La información sobre salud en Internet tiene una gran importancia como complemento de la información dada en la consulta médica y como instrumento de prevención y fomento de la salud, jamás podrá sustituir al acto médico un programa estático con una base de datos de síntomas y aproximaciones diagnóstica porque carece de la capacidad del razonamiento abstracto y le experiencia del facultativo, en medicina 2 + 2 no son cuatro y la persona es una unidad biológica, psicológica y social, imposible de integrarse en una fórmula de programación. Sin embargo los sitios web pueden serle de gran ayuda al proporcionarle información suficiente que pueda alertarlos sobre alguna enfermedad que le haga acudir a un médico real, además de señalarle los errores en su actitud ante la vida y los riesgos para su salud.
 
 
 VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
Doctor, ¿puedo quedar embarazada si me siento en un sanitario público?                                                 -Así es -contesta el galeno. Eso es posible siempre y cuando no se haya levantado el tipo que estaba en el sanitario antes que usted.
Llega un borrachito bien pasado en copas a su casa muy tarde en la noche, su esposa le mira y le dice:                                                                                                                                                                                - Viejo, mírate nadamas cómo vienes! Sniff!...Pero si tu me prometiste que ya ibas a cambiar, que ibas a ser un hombre nuevo!"                                                                                                                                                                          - "Hip!...Discúlpame vieja, para mi que tú estas salada! Este nuevo hombre te salió igual de borracho que el otroo!"
 
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
Hoy habia 39 visitantes (79 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=