DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - El Yogur es mucho más que un producto light
 
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
EL YOGUR
 ES MUCHO MÁS QUE UN PRODUCTO LIGHT
 
Corría el año 1976 era la bonanza del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en Ciudad Guayana a diferencia de ahora, existía el pleno empleo, las mega construcciones necesitaban mano de obra y hubo la necesidad de importar obreros calificados de otras latitudes, se intensificó la inmigración interna, de las zonas rurales más recónditas de Monagas y Sucre y del resto del estado llegaban personas a borbotones para trabajar en el plan cuatro de Sidor. Recién graduado de Bachiller y sin esperanzas de entrar a la universidad por mi condición económica, pasé a formar parte de ese grupo y comencé a trabajar como obrero en la fabricación de la planta de pellas, un buen día entrando al comedor me llamó la atención un alboroto, al acercarme pude observar a un negro como de dos metros que tenía agarrado por el cuello al vendedor de la cantina amenazándolo con un enorme cuchillo mientras le decía tu me quieres envenená, eso ta malo, mientras el otro en medio de la angustia le gritaba, no me mates pana, eso es así, el motivo de la disputa era un yogur probado por vez primera; debo confesar que aunque antes los había visto en las neveras de las panaderías, al igual que el tipo del cuchillo jamás lo había probado, el incidente activó mi curiosidad y debo confesar que no me agradó mucho al principio. Fue mi primer encuentro real con el YOGUR.
 
El yogur es un producto lácteo obtenido mediante la fermentación de la leche provocada por las bacterias Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricum, al fermentarse la lactosa que es el azúcar de la leche esta se convierte en ácido láctico, lo que da el sabor distintivo del yogur. Se piensa que fue descubierto por los antiguos Búlgaros y que el primer yogur fue probablemente el producto de la fermentación espontánea, debido tal vez a la acción de alguna bacteria que contenían las bolsas de piel que era utilizada para el transporte de la leche, los Búlgaros migraron a Europa en el siglo II, estableciéndose en los Balcanes en el siglo IV. El yogur durante muchos años estuvo como comida típica de Asia y algunas zonas de Europa, y no fue hasta 1900 cuando el biólogo ruso Ilya Ilyich Mechnikov expuso su teoría de que el gran consumo de yogur era el responsable de la inusual alta esperanza de vida de los campesinos búlgaros. Considerando que los lactobacilos eran esenciales para una buena salud, a partir de lo cual se popularizó por toda Europa y de allí al resto del mundo. El yogur forma parte de la dieta Mediterránea y está relacionado con la disminución del riesgo de contraer algunas enfermedades.
 
El valor nutritivo del yogur es casi igual que el de la leche, pero su tolerancia digestiva es mucho mayor, debido a los cambios que se producen durante su fermentación, es un alimento con un alto contenido de calcio en forma natural, contiene vitamina B12, fósforo, potasio y magnesio, incluso en concentraciones mayores que en la leche que le dio origen, además de proteínas de alta calidad. Dentro de sus propiedades está su capacidad para regenerar la flora intestinal, la cual se ve en desequilibrio debido a una mala alimentación y al uso indiscriminado de antibióticos por la automedicación, siendo esta flora intestinal importante para mantener un buen tránsito intestinal, corrigiendo su equilibrio muchos casos de estreñimiento y diarreas, además de estar relacionado con el sistema inmunológico, el proceso de fermentación del yogur disminuye la concentración del colesterol de la leche y al convertir la lactosa en ácido láctico puede ser utilizado por personas de todas las edades, incluso aquellas que tiene intolerancia a la lactosa .
 
Los beneficios para la salud del consumo del yogur no tienen lugar a dudas, son muchos los estudios que lo relacionan con la disminución de aparición de enfermedades, aparte de los ya mencionados de la esfera gastrointestinal, los cuales son independiente del consumo o no de fibras. El doctor Yoshihiro Shimazaki y sus colegas hallaron que consumir yogur y bebidas con ácidolácticoestaba significativamente relacionado con una mejor salud dental, e investigadores Japoneses descubrieron que comer yogur reduce los niveles de un ácido, al cual responsabilizan de la aparición del mal aliento; otros autores señalan que los lactobacilus que contiene el yogur reduce la aparición de infecciones vaginales como la candidiasis. Algunos estudios incriminan el consumo de yogur con la disminución del riesgo cardiovascular al disminuir los niveles de colesterol, e incluso un estudio publicado en la revista Nutrición, relaciona la ingesta frecuente de yogur casero con cierto control de la diabetes; señalándose además dentro de sus propiedades, un efecto preventivo en la aparición de ciertos tumores cancerigenos.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
Fabricar yogur casero es fácil y barato, solo necesitas leche y un poco de yogur natural, la cantidad de leche dependerá de que tanto yogur queramos preparar, ponemos una cucharada de yogur natural sin azúcar por cada medio litro de leche, luego la colocamos a fuego lento, removiendo de vez en cuando, cuando la leche empiece a humear y a subir ligeramente, apagamos el fuego, removiendo de vez en cuando hasta que disminuya a 45ªC, esto puede tardar media hora, si no tiene termómetro, meta el dedo meñique en la leche y estará a punto cuando todavía te quemes pero puedas aguantar el dedo dentro, de lo contrario vuelve a calentarla, se echa en los recipientes, se remueven vigorosamente, se tapan y se guardan en una caja envueltos en papel en la parte más caliente de la casa para conservar el calor; se dejan reposar por espacio de 6 horas, se sacan de la caja, se esperan de 5 a 10 minutos y se meten a la nevera para que se espese y en un lapso no menor de 4 horas estará listo para comer.
 
 
 
    VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
La muchacha que ayuda a la señora de la casa se dispone a arreglar la
cama de sus patrones, cuando descubre en medio de las sábanas un
condón usado. Espantada corre con la señora a informar el hallazgo:
- "¡Siñora, siñora!, venga a ver lo'qui incontré."
La señora, un poco asustada, la acompaña y tras reconocer el objeto
dice:                                                                                                               
- "¡Ay María, qué ignorante eres!" "¿Qué en tu pueblo no hacen el
amor?"                                                                                                                      
   - "Sí siñora, ¡pero no hasta botá el pellejo
Mi esposa tiene una batidora eléctrica, una tostadora eléctrica, maquina de hacer pan eléctrica...     Un día me dijo en tono de reclamo un tanto alterada:
   -"Caramba, tenemos un montón de aparatos eléctricos, y no tenemos nada para sentarnos..." 
  -  Pensé en comprarle una SILLA ELÉCTRICA, pero me contuve.
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
 
Hoy habia 36 visitantes (61 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=