DR CARLOS BASANTA Y SU NOTA SALUDABLE - - La - Diabetes en la escuela
 

DR CARLOS BASANTA.*
 
 
LA DIABETES EN LA ESCUELA
 
La diabetes es un verdadero problema de salud pública, altera y modifica en función de su control, toda la cotidianidad del diagnosticado, de repente escuchar usted es Diabético se traduce en cierta forma en sentirse caer del último piso del rascacielos a las profundidades de un pozo, sin embargo cuando se es adulto nuestro desarrollo físico y emocional nos brinda la posibilidad de adaptación y entendemos que la diabetes puede ser manejada permitiéndonos con algunas restricciones seguir en nuestras funciones familiares y sociales. Pero en el niño y el adolescente, el golpe es mucho más duro y esa capacidad física y emocional aun está en formación o en ebullición, como en el caso del adolescente, incluso su presentación que en estas edades con mayor frecuencia es en forma abrupta, sin ningún tipo de aviso, dejando de repente su páncreas de producir insulina, lo que caracteriza a la Diabetes tipo 1, lo que le obliga a partir de ese momento a administrarse o inyectarse insulina y quedar de pronto con la sensación real de una isla en medio del océano, el trauma no se asimila con facilidad a esas edades, se rebelan hasta consigo mismos y necesitaran toda la ayuda para su educación, control de su glicemia y la adaptación a su nueva manera de llevar su infancia y juventud .
 
El niño o el adolescente diabético tipo 1, necesita una atención individualizada en función de sus necesidades por parte de su entorno entiéndase familia, grupo de amigos y la escuela, pero debe ser tratado como niño normal, sin discriminación ninguna. Sin embargo en muchísimas ocasiones la ignorancia del medio en el cual se desenvuelve sobre su enfermedad, lo pone en riesgo de sufrir complicaciones agudas como subidas de azúcar en la sangre en forma  severa, o disminuciones de los valores de glicemia que puede producirle coma e incluso muerte; pero con demasiada frecuencia se observa que ese entorno distinto al núcleo familiar desconoce su situación de paciente diabético; por supuesto ese apoyo o ayuda inmediata ante una crisis jamás llegará, el niño o el adolescente pasa una gran parte de su tiempo en la escuela y desafortunadamente no puede dejar la diabetes en su casa. Recientemente conversaba con una niña de 12 años que sufre de diabetes tipo 1, refiriéndome su madre que en el colegio desconocían su condición de paciente diabética.
 
Si su hijo o hija sufre de Diabetes antes de entrar al sistema educativo o es diagnosticado siendo estudiante, su primera tarea es hacerlo del conocimiento del colegio, a su profesor guía, al profesor de educación física, al chofer del transporte a la nutricionista si la escuela tiene comedor, e incluso deben saberlo sus compañeros de clases, pero a ellos debe decírselo su hijo cuando lo considere conveniente. Lo ideal sería que el ministerio tuviese un protocolo normatizado para el manejo de estos casos, no se pretende que el profesor sea responsable del control y el manejo de la diabetes, pero la institución debe adaptar al personal docente y a los compañeros para que estos puedan servir de un verdadero apoyo al niño con diabetes, para lo cual es importante que se le brinde la información básica necesaria sobre la enfermedad, el tratamiento y las complicaciones para que puedan planificar las actividades escolares y extraescolares en función de prevenir posibles complicaciones.
 
El niño o adolescente diabético es un alumno como cualquier otro,  puede y debe realizar las mismas actividades académicas tanto intelectuales como físicas que el resto de sus compañeros, solo es preciso una planificación previa en conjunto con el niño y sus representantes, debido a que deben ajustar su tratamiento con insulina atendiendo los niveles de glucosa dependiendo de la circunstancia del momento y la alimentación, siendo esto necesario para no correr riesgo de que estos niveles bajen o suban demasiado; por lo cual se hace necesario que se le facilite ciertas condiciones para que se realice los auto análisis de glicemia capilar y la aplicación de la insulina, lo cual puede realizar en el mismo salón si él lo desea. Los padres y el propio niño si es mayor deben participar en la preparación del personal docente y cuidadores, así mismo llevar consigo, todo el material necesario para tal fin; se les debe hacer saber a los profesores que para reducir el riesgo de hipoglucemia estos deben evitar intervalos de ayuno superior a las 4 horas y estar estos en capacidad de conocer las repercusiones del ejercicio físico, sobre manera ejercicios no habituales y estimular los controles previos de glicemia, además de ser capaz de reconocer signos básicos de hipo e hiperglucemia y aplicar los soportes de urgencia más adecuados, para lo cual debe tenerlo por escrito.
 
PILDORAS DE TU MEDICO
 
La Asociación Americana de Diabetes ha establecido los siguientes principios en relación con el cuidado de los niños con Diabetes en escuelas o guarderías:
1.    Todos los adultos que proporciones educación o cuidado a los niños con diabetes deben estar entrenados en los síntomas y el tratamiento de las complicaciones aguda de la diabetes
2.    Accesibilidad inmediata para el tratamiento de la Hipoglucemia por un adulto entrenado, teniendo los recursos necesarios lo más cerca posible de la ubicación del estudiante
3.    Se le debe facilitar un lugar higiénico para que se realice el auto monitoreo del azúcar y la aplicación de la insulina resguardando su intimidad
4.    Autorizar al alumnos a visitar al personal médico del colegio  si lo hubiere cuando lo solicite
5.    Debe estar autorizado para que puede comer un bocadillo en cualquier parte del colegio, incluyendo el aula y el transporte
6.    Permiso para asistir a controles médicos sin que repercuta en evaluaciones
7.    Poder ir al baño o a beber agua cuando lo requiera
8.    Contar con un lugar adecuado para la insulina y/o Glucagón
 
 
VACUNA CONTRA EL ESTRÉS
 
Un amigo muy gordo le pregunta a su nieto de 7 años
-       Hijito, que harás cuando seas tan grande como yo
-       Dieta abuelo, dieta
 
En un examen de religión le pregunta el profesor a la alumna
-       Dígame señorita, Quien fue el primer hombre?
-       Mire profesor usted puede preguntarme lo que quiera, pero nada de meterse en mi vida privada
 
-       Papá con lo que te pagaron de la beca de la misión me podrías comprar una enciclopedia
-       Nada de eso, usted se va a pie al colegio como todo el mundo
 
Hasta nuestro próximo contacto.
*Medico. Magíster en Salud Pública.
E. mail basantac@cantv.net
Twitter: @drcarlosbasanta
 
 
Hoy habia 29 visitantes (79 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=